Cyanogen –la empresa encargada del desarrollo de CyanogenMod, una de las ROMs alternativas más populares del mundo– anuncia un acuerdo con Microsoft, por el cual comenzarán a integrar las aplicaciones y servicios de la compañía estadounidense (como OneDrive, Skype, Office, etc.) en las futuras versiones que lancen.

En el anuncio, ambas partes han hecho énfasis en que no será una mera instalación de las aplicaciones, sino que los servicios de Microsoft se irán integrando cada vez más en el propio sistema operativo, creando prácticamente un fork de Android con servicios de Microsoft.

Microsoft intensifica el "coqueteo" con Android

Satya Nadella

Este movimiento de Microsoft, a simple vista, puede carecer de importancia para muchos, pues parece una simple forma de expandir y popularizar un poco más los servicios de la compañía estadounidense. Pero, si lo miramos en perspectiva, la trascendencia puede ser mayor de la que podemos imaginar. Para ello, debemos tener en cuenta estos puntos:

  • Microsoft patenta un sistema de booteo múltiple. Este sistema permite, en un futuro no demasiado lejano, instalar varios sistemas operativos en un mismo dispositivo móvil. De esta forma, podríamos instalar Android en un smartphone que, originalmente, nació con Windows/Windows Phone de la mano.

  • Las aplicaciones de Microsoft aumentan en cantidad y en calidad en otras plataformas. En los últimos meses hemos podido ver cómo Microsoft ha aumentado la calidad y la cantidad de las aplicaciones disponibles para Android y iOS. Skype, OneDrive, Microsoft Office... todos ellos son más completos en Android/iOS que en Windows Phone (el sistema operativo para móviles desarrollado por la propia compañía). Además, la compañía ha lanzado algunas aplicaciones exclusivas para la plataforma Android, aumentando su presencia en esta.

Eric Millette para Forbes.
Eric Millette para Forbes.
  • Telefónica y Qualcomm invierten en Cyanogen. Android es un sistema operativo libre, pero su dependencia de Google es cada vez mayor, algo que no convence a muchas compañías del sector. Por ello, Cyanogen es la gran alternativa al Android de Google, y no hace demasiado cerró una ronda de inversión en la que participaron compañías clave como Telefónica y Qualcomm. El deseo de un Android libre de Google es real.

  • Windows Phone no acaba de despegar. No es un sistema operativo muerto ni mucho menos, pero, tras varios años viviendo a base de talonario, es el momento de un punto de inflexión. Ese punto de inflexión puede ser la muerte o un giro de 180 grados. Pero es necesario el cambio.

  • Microsoft, una compañía de servicios. Satya Nadella ha dejado claro que Microsoft es, cada vez más, una compañía de servicios. Y como tal, la popularización de los mismos es clave para su futuro. La unión con Cyanogen puede ser de gran ayuda para la futura expansión de sus servicios en el mercado móvil (los cuales están, en muchas ocasiones, por detrás de los de Google).

Con estos cinco sucesos en mente, parece que Cyanogen podría convertirse a medio plazo en un pilar para la nueva estrategia móvil de Microsoft, así como en el Android sin Google que cada vez más compañías del sector (como Telefónica y Qualcomm) parecen apoyar. Solo el tiempo aclarará el camino y dictará sentencia.