Tweetboot, Twitterrific, Falcon Pro, Fenix… son solo algunos ejemplos de clientes de Twitter muy populares en sus respectivas plataformas. Y es que casi desde los inicios de la red social, un gran número de sus usuarios ha recurrido a estos clientes alternativos para interaccionar con dicho servicio. ¿Por qué? Muy resumidamente, porque estos clientes de Twitter desarrollados por terceros superaban en diversos ámbitos a los oficiales distribuidos por la propia compañía estadounidense.

Pero ese discurso que tantos hemos defendido a capa y espada durante años, ahora comienza a diluirse. Desde la compra de Tweetdeck por parte de Twitter y las limitaciones de API anunciadas hace varios años, hemos visto un progresivo pero contundente cambio en esta situación, el cual ha provocado que los motivos para seguir utilizando clientes de Twitter alternativos se agoten y, paralelamente, las razones para elegir el cliente oficial aumenten exponencialmente.

De todas ellas, estas son las principales:

  • Los clientes oficiales de Twitter reciben primero todas las características. Como es evidente, cualquier nueva función anunciada por Twitter –que, por cierto, han sido varias durante los últimos meses– llega con una notable antelación a los clientes oficiales. Un motivo de peso para incitar a los usuarios a emplear el cliente oficial.

  • Funciones exclusivas del cliente oficial limitadas por la API de Twitter. Como los Highlights, las notificaciones de interacciones completas (hasta los RTs y favoritos de tweets en los que has sido mencionado), estadísticas completas de tus tweets, los nuevos RTs, la búsqueda avanzada de Twitter, los filtros para las fotografías y muchas más. Todas ellas están disponibles solo y exclusivamente en el cliente oficial de Twitter, quien se niega a abrirlas a los desarrolladores mediante su API.

  • Las virtudes de los clientes de terceros, ahora también en el oficial. Funciones como los mutes, determinados gestos para interactuar, los GIFs… la gran mayoría de ellas ya las podemos encontrar en el cliente oficial, restando a los clientes de terceros ese valor diferencial que tanto ha actuado como miel seductora.

  • Poco a poco, las limitaciones de API irán aumentando y, por lo tanto, los clientes de terceros cojearán cada vez más. Twitter diseña una experiencia cada vez más elaborada. Ya no es solo una línea del tiempo en la que encontramos mensajes de 140 caracteres. La red social evoluciona constantemente –de hecho ahora encontramos aplicaciones, tweets destacados, podemos realizar compras desde la red social, etc.–, y muchas de esas evoluciones que definen el futuro de la red social, son y serán exclusivas del cliente oficial. Por lo tanto, quizá sea el momento de evolucionar junto a Twitter y adaptarse progresivamente hacia esa visión de futuro que quieren implantar.

Así pues, aunque la elección de un cliente de Twitter es, obviamente, algo muy personal y subjetivo, no podemos negar que el número de motivos para migrar a la solución oficial ha crecido notablemente con el paso de los años. Quizá sea el momento de dar una oportunidad a esa vieja aplicación de Twitter oficial que tanto cariño lleva reclamando desde sus inicios.[

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.