baterías para coches eléctricos

¿Cuál es el principal problema del coche eléctrico? Su coste, principalmente. No te descubra nada nuevo al decírtelo, de la misma forma que podrás imaginas que su pieza más costosa es esa enorme, lenta e insuficiente batería. Pero ojo, porque según un estudio del Stockholm Environment Institute publicado en la revista Nature Climate Change el precio de las baterías para coches eléctricos habría descendido desde los 1.000$ por kWh hasta 410$ cada kWh. Y esto ha sucedido en muy pocos años, concretamente entre 2007 y 2014.

Este estudio afirma que aún tiene que descender hasta los 300$ cada kWh pero su ritmo será menor pasando del 14% que experimentó hasta 2014 al 8% actual. El objetivo se basa en el coste que debería tener un vehículo eléctrico para que realmente interesase su compra frente a uno convencional sin que de esto dependa una subvención por parte de los Gobiernos.

Evolución del precio de las baterías. Fuente: Nykvist and Nilsson (2015)

Además, pone como objetivo ideal el de los 200$ por cada kWh. Sugieren que es asumible pero no imprescindible para la consolidación del coche eléctrico, eso sí, ayudaría mucho a que en el largo plazo el vehículo tradicional quede desterrado a los que se autodenominen clásicos.

El precio de las baterías para coches eléctricos bajó un 14% cada año desde 2007 hasta 2014

Si damos un vistazo al gráfico superior queda claro que el objetivo marcado para 2020 pudo ser alcanzado en 2014, y eso que aún no hemos presenciado la llegada de baterías de segunda generación, con mayor capacidad y mejor tiempos de recarga. De estas previsiones están excluidas las baterías que equipan modelos híbridos, puesto que su coste no tiene comparación con el de un modelo que depende al 100% de sus baterías.

Pero este estudio se centra en el coste de fabricación de cada batería, y no en el de venta o el que realmente tendrían si se sumasen los gastos en materia de desarrollo. De esta forma, para que el usuario pague 230 dólares por kWh tenemos que estar ante un coste de fabricación de baterías para coches eléctricos de 150 dólares por kWh.

Una situación que, vista la evolución hasta 2014, sería posible alcanzar en 2017 o 2018, dos años antes de lo que hablábamos hace tan solo unos meses, lo que nos da la idea de la velocidad a la que el vehículo eléctrico evoluciona, aunque no veamos estos cambios en el mercado actual y tengamos que fiarnos de estudios, desarrollos y notas de prensa.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.