La mayoría de smartphones y tablets a la venta usan procesadores basados en el diseño de núcleo de procesador de aplicaciones móviles de referencia diseñado por ARM. MediaTek, Nvidia, Qualcomm han empleado o emplean sus propios diseños de arquitectura ARM, por lo general son más eficientes y rápidos que los diseños referencia.

Ya sabíamos que Samsung planeaba diseñar y no solo fabricar sus propios procesadores de aplicaciones móviles, pero esta vez se puede confirmar su desarrollo y nombre. Una referencia al Exynos M1 ha sido añadida a la última versión de las herramientas de desarrollo destinadas a ARM (compilador GCC), que podría ser el nombre comercial y definitivo de los núcleos Mongoose. Demuestra el afán de diferenciación de las grandes empresas por mejorar el hardware de sus productos antes que la competencia sin estar obligados a emplear el mismo diseño estándar de ARM.

Pese a que el Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge acaben de haberse puesto a la venta, hemos de ser conscientes de que los desarrollares y partners tecnológicos han de estar trabajando ya en la siguiente versión de los terminales de gama alta de Samsung. Lo normal es que los desarrolladores puedan trabajar con el hardware un año antes de su producción en masa, por lo que podríamos esperar que una CPU de arquitectura propia apareciese por primera vez en el Galaxy S7.

Ha sido un año duro para Qualcomm, Inc. perdiendo a grandes clientes como Samsung Electronics debido al desempeño del Qualcomm Snap Dragon 810, sobre todo por su excesivo thermal trottling. Debido a esos incidentes y a que Samsung Electronics tenía la capacidad de producir su propio SoC decidieron apostar por el Exynos con un gran resultado.

Teniendo en cuenta que el proceso de fabricación será de 14nm y la arquitectura propia, no es nada descabellado que en un año una CPU ARM de móvil superen a la mayoría de CPUs de portátiles.

Según gsmarena la nueva CPU sería un 45% más rápida que el Exynos 7420 en single-core, lo cual es asombroso siendo el Exynos uno de los mejores del mercado. Sería una CPU de 64 bits con instrucciones ARMv8 a una velocidad de 2,3Ghz. Todavía es pronto para asegurar estos números, aunque con un proceso 14nm FinFET es más que probable.

Además, el punto flojo de los terminales que era la GPU, debido al incremento de la resolución en las pantallas, podría mejorar significativamente debido al desarrollo de una GPU propia a acompañar al nuevo procesador de aplicaciones móviles.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.