Como ya hemos visto en Hipertextual, existen varios elementos muy importantes, como la ISO y la obturación, a la hora de tomar una fotografía. De entre todos ellos, **la apertura f** será el que determine gran parte de la luminosidad que llega al sensor de nuestra cámara.

El contexto de la fotografía con smartphone ha cambiado mucho en únicamente unos 10 años. Ahora la calidad ofrecida por los móviles permite, en la mayoría de casos, sustituir a una **compacta convencional**, y a veces incluso una cámara más avanzada. El público que antes buscaba una cámara pequeña y transportable, ya no requiere comprar otro dispositivo, le basta con su móvil.

Por ende, las características de los móviles no solo irán adaptándose a las necesidades de aquellos fotógrafos aficionados, sino también a los que buscan tomar imágenes de una forma más avanzada. Como consecuencia de ello, conceptos propios de la fotografía, hasta ahora desapercibidos para los usuarios de smarphones, también empezarán a cobrar importancia en este sector. Y uno de esos conceptos será el de la apertura f.

## ¿Qué es la apertura?

Créditos: Artpill

A grandes rasgos, podemos decir que la apertura de nuestra cámara es el orificio por el cual pasa la luz que posteriormente impactará en el sensor. Se expresa como *f*, y cada valor representa la mitad de luz que su precedente, aunque también se han ido añadiendo pasos intermedios entre éstos.

Así, cuanto **menor** sea el número f utilizado, más luz se captará en nuestra fotografía. Por ejemplo, si utilizamos un f/2,8 entrará mucha más luz que con un diafragma como f/11, el cual provoca que el orificio de entrada sea más pequeño que utilizando el primer valor.

Microsoft Lumia 640 - Hipertextual

No obstante, para determinar el valor de apertura también se tiene en cuenta **la distancia focal**, la cual es a la distancia correspondida entre el sensor y el centro óptico de la lente que estemos utilizando. Por lo tanto, cuanto más reducida sea esta distancia, mayor luminosidad podremos enviar al sensor cuando realicemos una fotografía. Como ejemplo en smartphones tenemos el del Lumia 830, que tiene una distancia focal de **únicamente 26 mm**.

Sin embargo, la luminosidad captada no dependerá únicamente de la apertura f que utilicemos, también influyen aspectos como el sensor, la velocidad de obturación, o incluso el propio software encargado de ajustar automáticamente esos valores para captar una imagen adecuada, algo en lo que Microsoft ha puesto especial cuidado con el nuevo firmware Lumia Demin.

## La profundidad de campo

Profundidad de campo Microsoft Lumia 1020

Una de las consecuencias de variar la apertura f es la alteración de aquello llamado **profundidad de campo**. Entendemos por ello la **cantidad de espacio enfocado** por delante y por detrás de nuestro objeto. Así, cuanto más elevado sea el número f empleado, menor será la profundidad de campo, provocando que la zona de enfoque sea muy reducida.

Ese efecto de desenfoque es popularmente conocido como **bokeh**, y es buscado por una gran cantidad de fotógrafos. En el campo de los smartphones podemos conseguir adecuadamente este resultado con el **Lumia 735**, que tiene una apertura de f/1,9 y se sitúa como uno de los móviles de gama media con mayor posibilidad de abrir el diafragma.

## Ventajas y desventajas

Microsoft Lumia 640 XL - Hipertextual

Además del ya mencionado incremento de luminosidad y la gran reducción de profundidad de campo, emplear una apertura amplia puede tener otras ventajas. Aunque no lo pensemos inicialmente, poder recibir más luz en el sensor también va a estar relacionado con la capacidad de nuestro dispositivo para obtener **imágenes estáticas**, incluso en situaciones nocturnas. Pero, **¿por qué afecta a la estabilización?**

Al utilizar un diafragma más luminoso podremos ampliar la velocidad de obturación

Realmente, la apertura f no tiene nada que ver con el estabilizador de la cámara, pero si tenemos la posibilidad de utilizar un diafragma más luminoso podremos **ampliar la velocidad de obturación**, haciendo así una foto más rápida aprovechando la abertura de nuestra lente. Obviamente, si tenemos un **estabilizador integrado**, como es el caso del Lumia 930, la experiencia se mejora aún más.

Pero no todos son aspectos positivos, cuando se utiliza un numero f muy luminoso también existen otros factores que pueden ser perjudiciales para los resultados. Uno de ellos es el de las **aberraciones**, ya que la luz se dispersa por un área mayor antes de plasmarse en el sensor.

Pero tampoco se debe olvidar que, con algunas lentes, se produce un efecto llamado **viñeteado**, el cual se manifiesta cuando nuestra cámara saca en la imagen una parte del objetivo. Asimismo, en ocasiones puede que una abertura mayor esté vinculada a una óptica más grande, por lo que el incremento del **peso** se verá incrementado, pero como hemos dicho anteriormente, también está relacionado con otras características, como la distancia focal.

## La importancia de la apertura

Microsoft Lumia 535 - Hipertextual

Por lo tanto, después de todo lo expuesto deberíamos tener información suficiente para, a partir de ahora, saber interpretar esos números que se corresponden con la apertura f del próximo móvil que vayamos a comprar.

Por desgracia, en la mayoría de móviles aún no se permiten utilizar **controles manuales** que nos permitan modificar a nuestro antojo aspectos como la ISO, la velocidad de obturación o la apertura. Sin embargo, con **Lumia camera** todos los smartphones de Microsoft permiten modificar sus controles manuales, lo que sin ninguna duda permite tener una experiencia más completa y a la justa medida del usuario.

El mercado *mobile* avanza a un ritmo descomunal, y eso provoca que tengamos un **dispositivo multitarea**, donde se aúnan muchas de las funciones para las que antes se necesitaban varios *gadgets*. Y por suerte para los aficionados a la imagen, una de esas funciones es la de hacer fotografías.