Una de las grandes preguntas que tras la presentación del Apple Watch de la semana pasada no seguimos haciendo parece que tiene, por el momento, una respuesta. ¿Dónde va a vender Apple un smartwatch de 17.000 dólares? Sencillo. La compañía está creando espacios propios dentro de centros comerciales de lujo, y junto a grandes marcas para vender su exclusivo reloj, tal como se han hecho eco en The Verge. ¿O pensábamos que alguien dispuesto a gastarse ese dinero en un reloj iba a hacer cola en una Apple Store?

El primer indicador de esta tendencia (espacios dedicados boutiques de lujo) está en Japón, dónde la compañía ha creado un espacio propio dentro de Isetan Shinjuku, uno de los más grande y más famosos almacenes en Japón. Una suerte de mini tienda en la que lo primero que vemos en es logotipo de Apple seguido de la palabra Watch. De momento, se desconoce cómo va a ser el interior de este establecimiento, pero tal como parece, se trata de un espacio muy grande que colinda con dos grandes marcas de lujo.

Ahora, con Angela Ahrendts a la cabeza de la división retail de la compañía y con un bagaje lo suficientemente grande en el sector del lujo como CEO de Burberry, el destino del Apple Watch, al menos en su versión Edition, parece estar entre las grandes marcas del lujo y de la relojería y lejos del producto tecnológico de grandes almacenes: una marca propia dentro del lujo y no una marca de tecnología dentro de la electrónica.

Muchas cosas van a cambiar en Apple con la salida del Watch, y este movimiento, junto con la presentación en exclusiva en París del Watch a las personalidades de la moda, va a suponer un antes y un después en la compañía. Al menos, vamos despejando dudas:

Imagen: The Verge
Imagen: The Verge
Imagen: The Verge

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.