Entre los participantes de la ronda de inversión de Serie C encontramos a Twitter Ventures, Qualcomm Inc, Smartfren Telecom, Rupert Murdoch y Telefónica Ventures. La ronda fue liderada, como reporta Re/Code, por Premji Invest incluyendo Index Ventures y Access Industries junto a los ya inversores como Andreessen Horowitz, Tencent Holdings y Redpoint Ventures.

Hace unos meses reportábamos la posible inversión de Microsoft en Cyanogen como parte de su nueva estrategia corporativa ampliando la presencia de sus servicios en las plataformas más importantes. Por eso sorprende su ausencia en esta ronda de financiación.

Sandesh Patnam, representante de Premji Invest:

Hemos invertido en Cyanogen porque somos unos grandes defensores de lo que están haciendo, abriendo Android y apoyando a los responsables locales y globales de la creación de un ecosistema. Cyanogen tiene una buena posición para convertirse en el tercer sistema operativo móvil, y estamos entusiasmados de apoyarles y ayudarles a que crezcan y puedan ampliar su negocio de forma global.

Kirt McMaster CEO de Cyanogen:

Nuestro objetivo es crear una plataforma de software abierta que favorezca a todo el ecosistema móvil desde los desarrolladores a los fabricantes de hardware, y lo más importante, a nuestros usuarios de todo el mundo. Estamos entusiasmados de tener el apoyo de un grupo de inversores increíble que nos está apoyando para desarrollar un Android realmente abierto

La nueva financiación permitirá a la compañía incrementar sus recursos y capacidades tanto técnicas como de marketing. Pero la clave para Cyanogen es conseguir dos cosas: fabricantes de hardware que apoyen el sistema operativo, y aliados en software que creen verdaderas alternativas a los servicios de Google. Es el problema de Android es que, mientras que su sistema operativo mantiene su núcleo de forma abierta a los desarrolladores, sus servicios son propietarios, marca Google.

Xiaomi decidió, al tener que prescindir de los servicios de Google, incluir su propia store y servicios, siendo ahora su gran estrategia para obtener beneficios más allá del escaso margen de venta de sus terminales. Además de ser su sistema operativo, MIUI, una de las claves de diferenciación.

Android parecía hace unos años el lago de agua cristalina en medio del desierto: "encárgate de fabricar terminales, nosotros crearemos el sistema operativo, no te preocupes". Ahora, los fabricantes de smartphones, encuentran una gran dificultad en generar ingresos y ganar cuota de mercado a la vez, ya que se limitan a pelear por los beneficios de la venta de hardware, algo que debido a la guerra de precios es cada vez más difícil.

telefonica

Android es un sistema operativo libre, pero con un control de Google cada vez mayor. Empresas como Microsoft, Qualcomm Inc, y Telefónica ven en CyanogenMod la oportunidad de ser responsables en el hardware o servicios en los próximos terminales que adopten este sistema operativo. Invierten para poder ser en un futuro protagonistas de la irrupción de un verdadero sistema operativo alternativo a Android.

CyanogenMod, el sistema operativo, está dividido en la actualidad en dos ramas de desarrollo: la totalmente libre que incluye en su totalidad código abierto y la versión comercial. Esta última es la más interesante ya que para generar dinero deberán realizar acuerdos con los OEM y las empresas de software, servicios e, incluso, operadoras. Os recomiendo leer la declaración de Steve Kondik sobre ese cambio.

Telefónica, como operadora, puede tener en Cyanogen un aliado para brindar sus servicios a más gente de una manera menos restrictiva a cómo lo pueden hacer con Android. Hace un año reportábamos la apuesta de Telefónica por Firefox OS para los mercados emergentes. Uno de los problemas es la ausencia de Whatsapp, servicio clave en los mercados a los que está destinado el smartphone. Cyanogen tiene más posibilidades de ser una alternativa real al Android de Google sin las severas limitaciones en disponibilidad de aplicaciones que existe en Firefox OS. Aunque paradójico, la mejor alternativa a Android es un Android... diferente.

Actualización: según Francisco Montalvo, director de la Unidad Global de Terminales de Telefónica SA en declaraciones para Hipertextual, los motivos de la inversión de Teléfonica son los mismos que los del resto de inversores: apoyar un Android más abierto.

Android es un sistema operativo abierto, pero bajo las directrices y los servicios cerrados de Google. Teléfonica defiende un Internet más abierto. Google obtiene un gran número de usuarios que usan sus servicios debido a su instalación por defecto y, en muchos casos, la dificultad que tienen los usuarios para usar alternativas.

Teléfonica, Qualcomm Inc., y resto de inversores creen en un sistema operativo donde más servicios y aplicaciones tengan cabida y no sólo Google dictamine tácitamente el navegador, aplicación de mapas y gestor de correo que el usuario haya de usar en su día a día.