Shutterstock

Siempre es interesante reflexionar acerca del papel que las mujeres tienen en nuestra sociedad. Y es que, generalmente, se les ve como **símbolo de inconfudible belleza e inspiración**, razón por la cual muchas revistas y marcas han utilizado la figura femenina para realzar sus principales portadas. Pero no lo hacen sólo para engrandecer su belleza, sino también para **utilizar su cuerpo como mero producto comercial** y capturar las miradas de cientos de hombres y mujeres a fin de promover el consumismo, por decir lo menos.

Y a casi unos días de terminar marzo, considerado como [«El mes de la mujer»](http://hipertextual.com/2014/03/mujeres-cientificas-historia), habría que reflexionar qué es lo que verdaderamente estamos celebrando las mujeres —¿nuestro cuerpo y belleza?, ¿nuestra fuerza e intelecto?, ¿nuestros logros?, ¿cuáles logros?— porque aunque es cierto que en éste camino por conseguir igualdad de género hemos avanzado un tramo considerable, aún no es suficiente.

Por otro lado, **¿te has imaginado qué pasaría si las modelos fueran borradas de las portadas de revistas y anuncios publicitarios?** Este es justamente el interesante experimento que ha realizado No Cellings, proyecto patrocinado por la Fundación Clinton y la Fundación Bill y Melinda Gates, que mediante la **campaña publicitaria titulada Not there** buscan tomar acciones concretas para hacer visible el hecho de que **las mujeres aún no hemos ganado la batalla por la igualdad de género**.

Not there es una campaña que borra a las modelos de las portadas de revistas para evidenciar lo que falta por lograr en la igualdad de género.

En esta campaña se **utilizan retoques digitales para borrar a las modelos de los anuncios publicitarios y portadas de revistas más populares**, para destacar el hecho de que las mujeres siguen siendo invisibles ante el tapiz de fondo de nuestra ingesta visual diaria.

A este movimiento se han unido una gran variedad de **celebridades femeninas como Amy Poehler, Jenny Slate, Sienna Miller y Padma Lakshmi**, quienes dan voz a un pequeño vídeo en donde no se muestra a ninguna mujer en escena pero donde, sin embargo, se evidencian algunos datos crudos acerca de la equidad de género.

Desde el 8 de marzo pasado, No Cellings proporciona **acciones diarias** (sociales o económicas) a través de la cuenta de Twitter de la Fundación Clinton, que puedes tomar en cuenta **para lograr un cambio positivo en las libertades futuras de las mujeres**. Algunos ejemplos incluyen: ayudar a las niñas jóvenes para que se interesen en carreras STEM; la grabación de un vídeo para participar en la organización de la campaña [#DearMe](https://twitter.com/search?q=%23DearMe&src=tyah); y la descarga de una **imagen de perfil en blanco** que las mujeres pueden utilizar en sus cuentas de redes sociales para hacer una desaparición similar como a la de las portadas de revistas.


Desde 1995, la situación de las mujeres y las niñas ha mejorado, sin embargo una mirada más profunda en los datos muestran que todavía nos falta mucho por lograr. Las estadísticas no mienten. Y es lamentable saber que, **una de cada 4 mujeres se casa antes de cumplir los 18 años**; que **una de cada 3 mujeres sufre violencia física o sexual**; y que, en algunos países, las mujeres trabajan más horas y reciben menor remuneración económica que los hombres.

Como Not there, movimientos en todo el mundo están tomando acción para evidenciar y tratar de mejorar la situación de las mujeres. Pero:

«Aquí la responsabilidad individual es bastante clara ya que la atmósfera de paz debe ser creada dentro de uno mismo, entonces se podrá crear en la familia y luego en la comunidad». Dalai Lama.

**Ya seas mujer u hombre, sólo de ti depende empezar a romper paradigmas y crear un futuro mejor para las mujeres**.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.