Estoy seguro de que, si frecuentas los foros especializados de hardware ya habrás oído bastante sobre esta oleada de fabricantes de monitores vendidos en Corea del Sur bajo multitud de marcas con algo en común: precios absurdamente bajos.

Suena demasiado bien para ser verdad: monitores de 27”, una alta resolución de 2560x1440 vendidos a precios ridículos de $300 y $400, la mitad que un monitor de esas características en el mercado occidental. No sólo eso, son paneles LCD de tecnología IPS o PLS, el estándar empleado en los mayoría de monitores profesionales del mercado. La tecnología IPS ofrece unos colores más fieles y unos ángulos de visión mucho mayores que los paneles baratos TN que dominan la gama baja.

Pantalla IPS de gran tamaño, alta resolución, precio ridículo... las bondades que se leen de los monitores coreanos

Los beneficios de un monitor grande, de alta densidad de pixeles y tecnología LCD IPS son indiscutibles. Son la elección más popular de los entusiastas. La Thunderbolt Display de Apple y la gama Ultrasharp de Dell son buenos ejemplos. Pero su precio suele ser mayor a los $600, casi el doble que estos monitores coreanos que tantas pasiones levantan.

Sonaba tan bien que empecé a investigar. Quería jubilar mi Dell Ultrasharp u2412m y adquirir una pantalla de 27” y 1440p. Los monitores coreanos parecían la mejor opción, pero decidí pensar detenidamente y no cegarme con su precios, sino más bien, qué es lo que obtenía por ese precio y qué podría obtener pagando más.

Cómo conseguirlos y sus riesgos

Comencé mi búsqueda y topé con varios que eran muy populares en los foros especializados. La mayoría de estos monitores tienen el mismo panel o uno de características muy similares, siendo el elemento diferencial su peana, diseño, y el acabado glossy o mate de la pantalla. Además depende del modelo se podrían overclockear a una tasa de refresco mayor. Muchos de ellos llegando, con suerte, a los 120hz. Ya estaba entusiasmado.

Entonces empecé mi búsqueda por Ebay. Oh sí, sólo se pueden adquirir allí a través de vendedores coreanos que te los envían a tu casa. Claro está, en su anuncio te dicen lo genial que son los monitores y lo bien que te llegará el monitor, porque ellos son el vendedor oficial como bien indica su imagen hecha en photoshop. Pero la reputación no suele mentir, así que no habría mayor problema en este aspecto.

Detalle del monitor Crossover. Fuente: overclock.net
Detalle del monitor Crossover. Fuente: overclock.net

Pongamos un ejemplo, el Crossocer 27Q, el vendedor además de informar de todas las especificaciones técnicas aclara a que te atienes:

  • Que haya fugas de luz en el monitor, independientemente del grado de las mismas, no es su responsabilidad. Es decir, olvídate de cambiarlo por otro que tenga menos backligh bleeding. Se escudan en el la Apple Cinema Display también lo puede tener y Apple no se hace cargo (pero Apple te deja devolverlo y compra otro).
  • Aseguran observar el monitor dos o tres veces para que no haya pixeles atascados o muertos. Pero puede haber 3 pixeles defectuosos y no tendrás derecho a reclamar (en occidente hay pocas marcas que ofrezcan este servicio, pero siempre puedes devolverlo).
  • Si quieres un monitor “Pixel Perfect”, tendrás que pagar más.

Las grandes recompensas conllevan grandes riesgos. Por las impresiones que he leído la experiencia suele ser buena, pero siempre perdonando los defectos por el precio:

“Tiene dos pixeles muertos, pero por el precio que tiene…”

Bueno, mi Dell u2412m tenía un subpixel verde atascado y me quería cortar las venas cada vez que lo veía. Sólo veía eso. Pero, siempre está la posibilidad de comprar un Perfect Pixel.

Fuga de luz de un monitor Qnix. Algo frecuente en la tecnología LCD.
Fuga de luz de un monitor Qnix. Algo frecuente en la tecnología LCD.
Lo que sí que ya me empezaba a crear dudas eran las fugas de luz. Era una maldita lotería, muchos usuarios tenían la suerte de recibir paneles en perfecto estado con fugas de luz muy aceptables (es un defecto de las LCD por la tecnología en sí), pero otros se veían enfrascados en una lamentable rutina de probar modelos con problemas cada vez mayores, con la consecuente pérdida de dinero.

Inconvenientes

Suponiendo que llegase una unidad en perfectas condiciones (YOLO), me dispuse a evaluar lo que obtendría.

El panel era fantástico, suelen ser paneles LG empleados por fabricantes de la talla de Apple y Dell, pero con un control de calidad más tolerante con los fallos. Es decir, es el mismo panel, pero que la imagen sea idéntica a la de una pantalla de Apple es cuestión de tener suerte. De ahí el riesgo y el precio más bajo.

Monitor de la marca Yamakasi, pese a su diseño es uno de los monitores más famosos.
Monitor de la marca Yamakasi, pese a su diseño es uno de los monitores más famosos.

Pero sigamos suponiendo que la unidad llega perfecta. Los diseños dejan bastante que desear. Marcos gigantes y de acabado plástico brillante, como las teles LCD cutres del año 2000. Con sus pegatinas coloridas y cargados de botones de configuración. Aunque algunos son bastante sobrios y no parecen televisores baratos de hace 10 años.

Entiendo que el diseño de un monitor no sea el factor determinante de compra, pero a mí me importa. Además las peanas son a cada cual peor, ninguna peana puede equipararse a las de un monitor Dell Ultrasharp. Necesitas sí o sí, montarlo en un brazo o soporte VESA.

Incluyamos al precio la tasa de aduanas, que, aunque dependa de cada país es un aumento más que considerable del precio.

¿Merece la pena el riesgo?

El monitor coreano Crossover junto a la Apple Cinema Display
El monitor coreano Crossover junto a la Apple Cinema Display

Si te gustan las sensaciones fuertes, el riesgo y los, probables quebraderos de cabeza a cambio de ahorrar dinero: sí. Además tendrás, si tienes suerte, un monitor con una calidad de imagen excelente.

Yo decidí que no eran para mí. Cambio de monitor cada 3 o 4 años, por lo que además del precio, es importante que esté feliz y satisfecho 100% con el producto que he comprado. Uso el monitor más de 8 horas al día ¿merece la pena ahorrarse unos euros?

Comparé los monitores coreanos con el Dell u2715H que es la alternativa que tenía en mente.

  • Precio: el Dell se puede encontrar por 550€, los coreanos con la garantía Pixel Perfect por unos $400. A esos golosos $400 hay que añadir el 21% IVA y un 2.5% de arancel, resultando en casi $500. Teniendo en cuenta el cambio dólar euro actual la diferencia es muy pequeña. Aunque hay paneles monitores a $350, pero sin la garantía de pixeles.
  • Peana y diseño: aquí no hay comparativa posible, el monitor de Dell era infinitamente de mayor calidad. Hasta el diseño, pese a ser sobrio e industrial, es mucho mejor que ese branding coreano en plástico brillante.
  • Garantia de calidad: Dell ofrece una garantía de dos años y no tendré que envíar el monitor a corea, esperando semanas o meses a su reparación. Además cuando lo compré dispondría de varios días para devolverlo si tenía fugas de luz, pixeles defectuosos o cualquier cosa que no me convenciese.
  • ¿Quebraderos de cabeza?: este es un punto muy personal, pero considero que mi tiempo es dinero. A veces, perder horas en Ebay por ahorrar unos euros no compensa y puedo estar trabajando en su lugar. Imaginad que llega el monitor roto gracias al cuidadoso mensajero. Mandar de vuelta, esperar otro mes, rezar para que me lo manden… ¿merece la pena?

Para muchos merecerá la pena, y si todo sale bien, son monitores excelentes. Pero sólo en calidad de imagen. La calidad de materiales, diseño y peana es bastante cuestionable.

Para mí, sobre todo desde el cambio euro/dólar, considero que la tranquilidad de comprar a una marca establecida y con garantía compensa los euros extra. A favor de que lo barato sale caro, y a favor de no cegarse con el precio.

  • Nota: el post, aunque haya sido una recopilación, es una opinión personal sobre mi experiencia. De ahí que haya incluido los monitores que estaba pensando adquirir. Podría haber puesto un monitor Samsung o BenQ también por ejemplo. No sólo el Dell es bueno, ni mucho menos.