Aunque lleva anunciada meses, no ha sido fácil de ver, y menos aún de tocar. En el MWC 2015 hemos podido por fin tener en nuestras manos a la **Lumix CM1** de Panasonic, un smartphone de gama alta con todas las letras: Snapdragon 801, pantalla 1080p de 4.7″, 2 GB de RAM… Pero la atención la acapara **su cámara, con óptica Leica y resolución de 20 megapíxeles**. Conclusión general: un producto muy de nicho, que de hecho se venderá únicamente en el mercado libre (899 euros) en distribuidores fotográficos, no de telefonía.

**Lo interesante es el futuro que plantea**, el camino hacia una miniaturización que pueda llevar algún día sensores como este (1″) a teléfonos algo más estandarizados, más alineados con los grosores que hoy manejamos. Estamos en una época donde los 7-8 mm son el nuevo normal, y los 10 mm ya se hacen algo gruesos. Pues bueno, la Lumix CM1 se va hasta los 21.1 mm de grosor. Vamos a verla más de cerca.

Por delante es un terminal bastante normal, un Android de los que estamos acostumbrados a ver (en KitKat todavía).

Por detrás, el panorama cambia.

Aquí podemos ver su disparador. Me hubiese encantado que fuese en dos pasos, pero únicamente enfoca dos segundos antes de capturar la foto, no deja mantener pulsado el botón hasta la mitad para continuar enfocando mientras cambiamos el encuadro. Más al centro está un botón deslizante que abre la cámara, buena idea hacerlo así para evitar pulsaciones accidentales.

No es que tenga zoom óptico, simplemente la lente sobresale cuando abrimos la aplicación de la cámara.

Aquí podemos ver al flash LED en acción.

Esto es lo mejor. No podía ser de otra forma: **controles manuales completos**, incluyendo velocidad de obturación, apertura, etc.

Esto por supuesto es posible porque es un móvil muy grueso, de nuevo, 21.1 mm… Los acabados se notan un poco toscos en relación a otros terminal. Claro, terminales que no necesitan este grosor y pueden ajustar su presupuesto a cuidar el diseño.

Pese al acabado metálico anguloso anterior, la cobertura de la mayoría de la carcasa es de textura polipiel. Cómo se nota la herencia fotográfica.

Su aplicación -propia- de cámara incluye modos para aprovechar un poco más el hardware que le acompaña. Desde los controles antes mencionados hasta la grabación de vídeo 4K o la posibilidad de hacer de forma rápida fotos a objetos en movimiento que queramos inmortalizar. Por ejemplo, acciones deportivas, coches, etc. Un disparo captura 45 frames para luego elegir el mejor.

Y ahí va un último vistazo a la interfaz de la aplicación de la cámara.

No tuvimos oportunidad de hacer fotos para subirlas con recortes a tamaño original y probarla en variedad de escenarios, pero en breve publicaremos un extenso análisis en cuanto nos hagamos con una. No tardará. Palabra.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.