No es Nikon, Canon, ni siquiera Hasselblad, la firma que tiene el honor de poseer la mejor cámara del mundo es Fermilab. La Dark Energy Camera fue creada a raíz de la misión Dark Energy Survey, la cual tiene como cometido intentar comprender el origen de la aceleración del Universo y de la energía oscura.

Quizá, el sueño de cualquier fotógrafo sea el de disponer la mejor cámara del mundo entre sus manos, pero eso realmente es algo utópico. Aunque produzca algo de frustración, en la mayoría de ocasiones va existir un dispositivo mejor al que nosotros tenemos, y si no es así, se encargaran de hacerlo.

El requisito de estar siempre a la última y tener algo superior provoca una dualidad de sensaciones: por un lado, incita al consumismo y crea necesidades que antes no teníamos; pero por otro, también es el motor que hace avanzar al mundo tecnológico, y por ende, a toda la sociedad.

En la ciencia, el término de “avanzar” se encuentra muy ligado al de “conocer”

En la ciencia, el término de “avanzar” se encuentra muy ligado al de “conocer”. Es decir, dominar o comprender un aspecto desconocido o del que no se tiene información suficiente.

En este contexto es donde surgen proyectos como el ya mencionado Dark Energy Survey, el cual intenta responder a algunas de las incógnitas que aún se plantean en el campo de la astronomía. Para ello, se debe contar con un equipo a la altura de las circunstancias, lo que origina herramientas como la, hasta hoy, mejor cámara del mundo.

El contexto

Créditos: Dark Energy Survey
Créditos: Dark Energy Survey

Para entender el nacimiento de esta cámara antes se debe contextualizar el entorno que propició su creación. Como se ha señalado con anterioridad, el proyecto intenta responder cuestiones relacionadas con la energía oscura y la expansión del Universo. Pero, ¿qué es la energía oscura?

Sobre este tipo de energía, la NASA afirma que actualmente solo se conoce una pequeña parte de lo que supone. De hecho, ésta se percibe gracias a la teoría de la expansión acelerada del Universo, la cual supone que el Cosmos se esparce debido a factores como la energía oscura.

Las teorías al respecto son abundantes y complejas, pero aun así todavía no se posee una tesis que permita dominar esas premisas. ”¿Por qué se acelera la expansión del Universo?” es la gran pregunta planteada en Dark Energy Survey y a la que pretenderán dar respuesta.

La cámara

Créditos: news.slac
Créditos: news.slac

No obstante, dejando de lado todo lo referente a teorías físicas sobre el Universo, ahora vamos a centrarnos sobre lo que realmente concierne en este post: la DECam (Dark Energy Camera).

Según comentan sus creadores, la intención de crear una cámara de esas características es la de utilizarla para observar objetos del universo profundo. Por lo tanto, este dispositivo se encontrará equipado con una serie de herramientas que permitirán la captura de fenómenos imposibles de percibir por otras cámaras. De hecho, fue gracias a la cual se capturó el cometa Lovejoy tras su reciente paso “cerca” (a unos 51 millones de kilómetros), de la Tierra. Analicemos algunas de las características mencionadas en su web:

  • 74 sensores CCDs de 2048 x 4096 pixeles cada uno, los cuales también son 10 veces más gruesos de lo normal para captar adecuadamente la radiación emitida por galaxias o supernovas. Así, la unión de estos sensores otorga como resultado una resolución de 570 megapíxeles.

  • Herramienta de corrección óptica con 5 lentes que tienen una pupila de entrada de hasta un metro de diámetro y un peso de 172kg, empleadas para captar la máxima luz posible y reducir las aberraciones, así como abarcar un gran campo de visión que permita observar todo el mapa estelar.

Créditos: Dark Energy Survey
Créditos: Dark Energy Survey
  • Un sistema de reducción de ruido electrónico que, tras un procesado de unos 17 segundos, obtiene unas imágenes con una ausencia casi total de esta imperfección. Como indican los científicos, los valores de ruido son tan mínimos que incluso son inferiores a 25.

  • Batería de filtros de hasta 62 centímetros de diámetro. Los expertos disponen de 8 filtros de distinto tipo para contemplar los diferentes espectros de colores que responden a una longitud de onda concreta.

  • Un hexápodo adaptador que estabiliza la cámara para obtener las imágenes con la mayor nitidez posible. Permite enfocar y alinear el dispositivo con una alta precisión para capturar la toma con todo detalle.

En definitiva, esas son las principales características que permiten alzar a la DECam como la mejor cámara del mundo. Sin embargo, aunque actualmente es una herramienta solo apta para el campo científico, debemos recordar que, en muchas ocasiones, gran parte de los avances desarrollados en campos especializados posteriormente se trasladan al gran público. Por lo tanto, herramientas como estas provocan que auguremos un futuro muy prometedor.