Los planes de muchos fabricantes de automóviles es llegar a 2020 con opciones de coches eléctricos cuyas autonomías dejen de ser el problema, estamos hablando de igualar lo máximo posible la autonomía entre el vehículo eléctrico y el convencional. Es decir, unos **500-600 kilómetros como mínimo**, aunque por todos es sabido que en el mercado existen modelos con mucha más capacidad, pero 500 kilómetros pueden ser suficientes incluso para abordar algún viaje.

Los fabricantes comienzan a sembrar de rumores la red con lo que veremos durante los próximos años y ahora es Audi la que parece ser la tendencia de los siguientes meses. Los primeros vehículos en alcanzar estas autonomías serán los grandes SUVs y los vehículos de representación, un **planteamiento similar al que sufren el resto de tecnologías**, primero para los vehículos premium y luego para el resto.

Las primeras informaciones hablan de una capacidad de las baterías de 90 kWh.

Ulrich Hackenberg, jefe de desarrollo técnico de Audi, confirmó a la prensa que ya están trabajando en un SUV que podría alcanzar esta autonomía y que **su comercialización será en 2018**, un par de años antes de cuando los principales fabricantes de baterías tienen estimado que lleguen sus nuevos productos.

Desconocemos la tecnología que se usará en las baterías para saber si estamos hablando de algo novedoso o simplemente de una gran capacidad, es decir, **una batería muy grande** para llegar a esa autonomía así como un motor y un sistema de regeneración de energía muy eficaz. Lo único que sabemos es que la revolución eléctrica ya está en la mente de todos los constructores de coches y eso se traducirá en numerosos modelos en el mercado.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.