Big Bang Data es la nueva exposición de la Fundación Telefónica y el CCCB que tras su paso por Barcelona llega al Espacio Telefónica en Madrid para intentar contextualizar este fenómeno en el que la sociedad está ya inmerso y que ha dejado de ser el futuro para convertirse en el absoluto presente. Big Bang Data es uno de los proyectos y exposiciones más didácticos relacionados la exposición y el uso de nuestros datos.

La información y los datos digitales se han convertido en uno de los motores más interesantes de la innovación social y tecnológica. Su transmisión, almacenamiento y uso requieren cerca del 2% del total del consumo energético mundial. Estos son algunos de los puntos que Big Bang Data intenta hacer hincapié a través de una serie de obras relacionadas con el Big Data que, actualmente y hasta el 24 de mayo, podemos ver en la cuarta planta del Espacio Telefónica.

¿Y qué podemos encontrar en esta nueva exposición de la Fundación Telefónica? Básicamente se trata de un conjunto de obras de distintos creadores relacionadas con el Big Data y los datos digitales, su uso, dimensión o su potencial y el impacto que tienen (y pueden tener) en nuestra vida de forma muy visual y muy creativa: artistas y creadores como Christopher Baker, Chris Jordan, Ingo Gunther, Erik Kessels, David Bowen, Aaron Koblin, Eric Fischer o Near Future Laboratory son algunos cuyas obras podremos ver en Big Bang Data.

El arte y el Big Data se fusionan en Big Bang Data para poner en contexto la importancia de los datos en nuestro sigloPuesto un poco en contexto, quizás la imagen más representativa de esta exposición de la Fundación Telefónica sea la de 24 hrs in photos, de Eric Kessels, que se trata de uno de los espacios lleno de todas las fotos que se suben a Flickr en 24 horas. Contando con que esta obra es de 2011, puede que las cosas hayan cambiado respecto a las imágenes que se suben a la red, pero desde luego pone en perspectiva la dimensión y la potencia de los datos en la red.

Gunnar Knechtel Photography

No obstante, no es la única obra dentro de la exposición de Big Bang Data que sorprende por lo sencillo que es poner las cosas en contexto y poder ver de primera mano el alcance y la importancia del uso de los datos y la privacidad de los mismos. La exposición en sí es bastante didáctica, y hay muchos ejemplos que llamarán la atención de aquellos que tengan la oportunidad de disfrutarla, sobre todo aquellas obras que fusionan el arte con el Big Data como proyección del mundo interconectado y global, cuyo ejemplo más claro es Stranger Visions, de Heather Dewey-Hagborg.

La obra de Dewey-Hagborg, que con acierto ha llamado visiones extrañas, es quizás una de las que más fuerzas tiene de todas las disponibles en la exposición de la Fundación Telefónica: unas esculturas de rostro humano realizadas a parir del material genético que se puede extraer de cosas tan mundanas y que tiramos en la calle como colillas, chicles… y que a través de un algoritmo informático se asocia a ciertos indicadores genéticos para reconstruir cómo sería la persona que ha dejado la colilla o el pañuelo.

Por otro lado, Hello World! de Christopher Baker, otra de las obras que podemos encontrar en la exposición de la Fundación Telefónica que plantea la disyuntiva de los medios de comunicación participativos gracias a una composición de 5000 fragmentos diarios recogidos a través de internet en una exposición que permite fusionar el ruido de todos los diarios y escucharlos de forma independiente. Esta obra puede inspirarnos la facilidad en la que una voz se pierde entre la multitud o la fuerza del grupo como individuos.

Gunnar Knechtel Photography

En esta línea, otra de la obras que también ponen de relieve otras formas de comunicación es Prayer Companion, de la Universidad de Londres y expuesto también en Big Bang Data, con el que las monjas Clarisas de York (Gran Bretaña) puede ver en una pantallas las plegarias de los fieles del exterior. Es por ello que el nexo entre la comunicación de las personas (y las máquinas) es uno de los elementos que mejor ejemplifican la importancia del Big Data.

La exposición funciona como un todo a través de un conjunto de obras independientesComo vemos, el recorrido por las diferentes obras de Big Bang Data van desde propuestas totalmente disruptivas e innovadoras a otras más mundanas; pero totalmente necesaria para el desarrollo de la red a día de hoy. Cables Submarinos de la Colección Histórico-Tecnológica de Telefónica, Rosetta Disk, de The Long Now Foundation o The Internet Archive, de Jonathan Minard, son algunas de las propuestas que muestra la importancia histórica de la red, de la recolección y recopilación de datos y de su transmisión, quizás puntos fundamentales de este tema.

Big Bang Data es un paseo en que disfrutar por aspectos del Big Data que solemos pasar por alto, todo ello con propuestas muy innovadoras que nos permiten tener un contexto del uso y la aplicación de los datos en un entorno interconectado en el que nada es al azar.

En definitiva, una exposición que pone de relieve la importancia de los datos en un contexto que para el Siglo XXI está siendo tan importante como lo fue la electricidad para el Siglo XIX, y en el que el camino recorrido no es ni la tercera parte de lo que nos queda por recorrer.

¿Necesitas más ejemplos? Pásate por el Espacio Telefónica en Gran Vía (Madrid) del 14 de marzo al 24 de mayo de 2015 para poder disfrutar de la Exposición Big Bang Data.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.