Por sopresa, aunque los rumores lo llevaban anunciando varios días, Tag Heuer ha presentado su alianza con Google e Intel con claras intenciones que competir, no ya con el resto de modelos, sino con el Apple Watch y su mercado abierto de la fusión entre el mercado tecnológico y el lujo más exquisito. Y es que si por algo son famosos los Tag Heuer es por su calidad y sobre todo, su diseño, uno de los más apreciados por los usuarios de relojes de este nivel de precio, por lo que esta alianza es muy importante de cara al mercado de los smartwatches de lujo.

Su smartwatch, que se llegará en algún momento de 2015 (apuntan a diciembre) y del que todavía no hay especificaciones técnicas, supondrá la primera competencia en serio con el Apple Watch de Apple, sobre todo para su versión Edition, y que en palabras del CEO de la compañía es una oportunidad única para los fabricantes suizos y las compañías de Silicon Valley:

"La relojería suiza y Silicon Valley es el matrimonio de la innovación tecnológica con la credibilidad de la relojería. Nuestra colaboración ofrece una rica variedad de sinergias, formando una alianza para ganar con el potencial de nuestras tres empresas que es enorme"

Jean-Claude Biver ha mencionado varias veces al Apple Watch, pero sin una propuesta seria en forma de producto todavía tendremos que esperar a finales de año para comprobar la fuerza de sus plabras, y sobre todo para ver si puede plantar cara al Apple Watch. EN diciembre saldremos de dudas, pero de momento Tag tiene un historial a la altura para hacer grandes cosas.