American Crime, la obra creada por **John Ridley**, productor y guionista de **’12 años de esclavitud’**, ganadora el año pasado del Oscar al mejor guión adaptado, es la nueva apuesta de Movistar Series tras el éxito de Better Call Saul. El primer episodio que se estrenará en exclusiva esta misma noche del **6 de marzo** llegará tan sólo 24 horas después de su visionado en EE.UU tanto en versión original con subtítulos en inglés y español como doblada.

**La primera temporada que se compondrá de 11 capítulos** arranca con un brutal ataque a una joven pareja blanca en su casa de la localidad de Modesto, California. Él muere y ella se encuentra en coma tras ser agredida sexualmente. El tema racial es una pieza fundamental en la serie donde comienzan a aparecer diversos personajes cuyas historias en principio no tienen nada que ver entre sí, pero con el avance del episodio todo empieza a relacionarse muy al estilo de la película **Crash** de Paul Haggis.

En este primer episodio donde ya aparecen todos los personajes principales nos encontramos con los padres divorciados del joven asesinado, interpretados por **Timothy Hutton** (Beautiful Girls) y **Felicity Huffman** (Mujeres Desesperadas) que cobra una especial importancia en un papel que aborda con mucha profundidad y frialdad, algo a lo que no nos tiene nada acostumbrados. En el episodio piloto echamos de menos algo más de relevancia al sufrimiento en si de una familia desestructurada que acaba de perder a uno de sus hijos.

Los papeles protagonistas no defraudan. Muestran una realidad muy cuidada en una sociedad dividida por clases raciales.

Cuando la policía inicia una investigación a contrarreloj para averiguar quién o quiénes son los autores de este ataque entran en escena el resto de personajes principales completamente alejados unos de otros, el hijo pequeño de una familia hispana de clase baja y buena reputación dentro de la comunidad, una pareja de drogadictos que están dispuestos a hacer todo lo posible para conseguir un gramo de cocaína mientras sueñan con una vida mejor fuera de la adicción, y un ladrón de poca monta al que nadie toma en serio.

Gracias a estos personajes la serie nos introduce en un mundo marginal dividido por las clases raciales donde cada uno hace lo que puede para salir adelante, American Crime tiene el potencial de convertirse en un fuerte agitador social.aborda el tema de las adicciones con mucha cercanía y el de las crudas investigaciones sociales en uno de los momentos más tensos que afronta EE.UU tras los **disturbios provocados por los disparos de los agentes del orden a hombres de color desarmados**.

Nos quedamos con ganas de ver el próximo episodio porque con el piloto nos asalta un mar de dudas, no se saca nada en claro y da la sensación de que ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos. Una intensa lucha a los ojos de una sociedad que siempre cataloga a las personas por su apariencia sin entrar en profundidad en sus vidas.

Tenemos una nueva cita cada viernes en Movistar Series con American Crime para esclarecer quien es el misterioso autor del brutal ataque en este interesante entrelazado de historias personales, dificultades económicas, lucha de clases, crímenes y adicciones. Si American Crime logra mantener el nivel del primer capítulo aspirará a ser una de las más interesantes de la temporada. Está concebida como una antología y si consigue la renovación, la segunda temporada se centrará en un caso completamente distinto.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.