El vuelo de TransAsia 235 se ha estrellado al poco de despegar del aeropuerto de Taipei causando la muerte de 13 de las 58 personas que iban a bordo entre pasaje y tripulación. De momento se desconocen las causas del accidente, pero según apuntan desde la compañía aérea, TransAsia, se trata de uno de los aviones más nuevos de su flota y que había pasado recientemente inspecciones técnicas y de seguridad así como las pertinentes revisiones mecánicas y de mantenimiento.

El avión, que es un bimotor turbohélice ATR 72 de fabricación francesa con dos pilotos, ha perdido contacto con los controladores del Aeropuerto Songshan de Taipei alrededor de las 10.55 (hora local de Taipei) y se ha precipitado al río Keelung, rozando con un ala la Autopista Nacional No. 1 de Taiwán que en esos momento estaba con circulación. El Ministerio de Defensa de Taiwán envió 165 personas y varios barcos al lugar del accidente junto al equipo de bomberos para continuar la búsqueda.

El ala del avión también se estrelló contra un taxi, cuyo conductor resultó herido, en la autopista justo antes de que se estrellase en el río:

De momento tanto la Administración de Aeronáutica Civil de Taiwán como TransAsia se han negado a hacer declaraciones mientras se esclarecen los hechos del accidente.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.