Los sistemas de pagos móviles serán la tendencia por excelencia de 2015. Google confirmaba ayer cómo iba a desplegar Wallet en todos los terminales Android vendidos por AT&T, Verizon y resto de operadoras, pero solo limitado a Estados Unidos, como en el caso del servicio de pagos móviles de la compañía de la manzana.

En este sentido, la llegada de Apple Pay a Europa es unos de los deseos de muchos usuarios, pero el problema es que el sistemas de pagos actuales de las compañías de tarjetas de crédito necesitan una puesta a punto. Por ello, Visa ha anunciado que a partir de abril actualizará sus servicios mediante un sistema de "tokens" que sustituye los números aleatorios de los datos de la tarjetas de créditos de un usuario al momento de realizar una transacción, lo que lógicamente añade una capa de seguridad al servicio y reduce el riesgo de robo en línea.

Según parece, este sistema de tokens es un paso necesario para la implantación de capas superior de pago como Apple Pay u otros sistemas propietarios que utilicen NFC bajo su propio sistema. En este sentido, el desarrollo de este sistema en Estados Unidos con compañías como MasterCard o American Express han sido claves para la implantación y el desarrollo de Apple Pay en la región, tal como han confirmado algunos expertos en la materia a Reuters.

Apple y Visa tienen un acuerdo en torno a lo que ha sucedido. Estoy tan emocionado como cualquiera, pero tenemos que esperar. Steve Perry, Chief Digital Officer de Visa Europa.

De momento, tendremos que esperar, pero todo parece indicar que Apple Pay llegará a Europa a lo largo del año, puesto que si el paso previo de las compañías de tarjetas de crédito y bancos ya se está dando, solo falta el movimiento de Apple (y del regulador).