La sonda Rosetta supone uno de los más grandes logros de la humanidad en cuanto a la exploración espacial, dado que la ESA (Agencia Espacial Europea) logró con ella el primer aterrizaje sobre la superficie de un cometa, para así estudiar y conocer más sobre su composición y origen, y quizás demostrar o desmentir una que otra teoría en el camino.

Hoy la ESA ha publicado las últimas imágenes capturadas por la cámara NAVCAM de la sonda Rosetta mientras se alejaba de su órbita. En total son cuatro imágenes de 2.4 MP que fueron tomadas a 28 kilómetros de distancia del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko el pasado 3 de febrero.

El resultado de unir estas cuatro imágenes en un solo mosaico es impresionante:

Imagen de: ESA
Imagen de: ESA

Rosetta se prepara para una nueva etapa operacional en su vida de exploración espacial, que consistirá de varios vuelos cercanos a la superficie del cometa (en su órbita). El primero de estos está pautado para el próximo 14 de febrero, día en el que Rosetta pasará a apenas 6 kilómetros sobre la superficie del 67P. Luego de un primer descenso complicado (pero maravilloso), aún le queda mucho trabajo por hacer a esta pequeña gran sonda espacial de la ESA.