Productividad

Cómo tener una oficina más productiva en casa

Por 5/02/15 - 02:03

Trabajar desde casa es una experiencia muy grata que puedes aprovechar al máximo con estos consejos para ayudarte a ser más productivo y eficiente.

Cómo tener una oficina más productiva en casa

El trabajo desde casa (o teletrabajo) es una oportunidad que pocos logramos experimentar en la vida y quienes se encuentran por primera vez en esta situación, deben superar algunos retos para alcanzar sus objetivos. Quizás el más difícil de esos retos esté relacionado con la productividad, porque como sabemos, mientras las comodidades aumentan, también lo hacen las distracciones.

Debido a que la premisa básica del teletrabajo es trabajar por objetivos y no por horas, esto puede ayudarte a ahorrar tiempo y dinero para ser significativamente más feliz. Y aunque muchos estarán en desacuerdo, los expertos opinan que el ambiente que rodea nuestra oficina, puede determinar la calidad de nuestra producción.

A continuación te ofrecemos una lista de consejos para organizar mejor tu espacio de trabajo en casa y aumentar tu productividad de forma efectiva.

Separa la oficina del resto de la casa

Un error común al trabajar desde casa es pensar que podemos hacerlo desde la comodidad del sofá o de la cama. El primer punto para comenzar con el teletrabajo es establecer los límites físicos de dónde termina tu casa y empieza la oficina, pues de lo contrario estaremos rodeados de elementos que simplemente nos alejarán de los objetivos propuestos para ese día.

Procura una buena iluminación

Una vez que hayas establecido el lugar de la casa donde montarás tu oficina, procura que este se encuentre cerca de una ventana o que posea una buena iluminación para no forzar tu vista. Estando junto a una ventana tendrás la posibilidad de colocar una pequeña planta sobre tu escritorio, con lo que tu productividad podría aumentar hasta un 15%.

Trabajar desde casa

Siéntate cómodo

Al igual que en la oficina, si vas a estar sentado por alrededor de 8 horas, necesitas contar con una silla de trabajo cómoda. Los problemas relacionados con el dolor de espalda y cuello son cada vez más frecuentes entre la población que trabaja con ordenadores, esto puede deberse a posiciones incorrectas que adoptamos al leer o al escribir o simplemente porque nuestro cuerpo no está recibiendo el soporte adecuado que nuestra espalda necesita para cubrir nuestra jornada de trabajo. En el mercado existe gran variedad de sillas de trabajo que pueden conseguirse a precios muy accesibles. Recuerda que invertir en tu salud es algo que vale la pena.

Decora a tu gusto

Para lograr que te sientas bien en tu propio espacio, trata de decorar tu oficina con los detalles que más te gustan y que te ponen de buen humor. Ten cuidado al elegir los colores de los elementos que decoran tu oficina en casa, porque incluso el color de tu fondo de pantalla puede determinar tu nivel de productividad. El azul es considerado uno de los mejores colores para decorar espacios laborales, esto debido a que puede favorecer nuestra concentración; y algunos detalles en color rojo o naranja podrían ayudarte a estimular tu parte creativa.

Algunos elementos que puedes agregar para ayudarte a organizar tus tiempos y tareas por realizar, son pizarrones, calendarios, temporizadores, blocs de notas, etc.

Trabajar desde casa

Dosifica tu tiempo y toma descansos

Aunque lo que buscamos es productividad, eso no significa que tengas que estar sentado las ocho horas corridas sin pararte ni un segundo del escritorio. Al contrario, hacer pausas para tomar agua o ir al baño mientras trabajamos ayudan a despejar la mente y evitar el estrés. También deberías considerar la posibilidad de establecer horarios fijos de trabajo que te permitan disfrutar del fin de semana para descanso propio o para el goce de tu familia y amigos.

Cacharros en buen estado

Lo más común es que el trabajo que realizas desde casa lo hagas a través de un ordenador. Ya sea que te acomodes mejor a uno de sobremesa o a un portátil, lo cierto es que, el desempeño de éste puede determinar enormemente la calidad de tu trabajo y la velocidad con la que lo realizas. Por ello es importante mantener actualizado el sistema y darle mantenimiento de vez en cuando. Procura correr un antivirus y realizar backups de tu información de manera cotidiana para no encontrarte en situaciones que puedan poner en riesgo tu trabajo.

Aléjate de las distracciones

Las distracciones en casa están a la orden del día y para tener éxito trabajando de esta forma nunca debes de olvidar los objetivos que deseas alcanzar. Por ello, es conveniente que al inicio de la semana o del día escribas y tengas presente lo que quieres realizar y al final, tómate un tiempo para reflexionar acerca de lo que te está impidiendo alcanzar esas metas y diseña estrategias para superar la situación. Recuerda que trabajar desde casa no es una tarea que se alcance con éxito a la primera, es un proceso que requiere de mucha experimentación, pero que si te lo propones, puede darte muchas satisfacciones.

Más de: TELETRABAJO

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies