Por fin, y en pocas horas tendremos la primera superluna de 2015 sobre nuestras cabezas. Y es que hoy, día 18 febrero, la Luna estará más cerca de la tierra (356.991 kilómetros de distancia) dando como resultado una visión mucho mayor del satélite y sobre todo, mucho más vistoso para todos aquellos aficionados a la fotografía. Eso sí, en esta ocasión será algo diferente por tratarse de una Luna Negra.

Como decía, a diferencia de las superlunas del año pasado que eran muy brillantes y vistosas, en esta ocasión se trata de una Luna negra, un fenómeno que se produce como cuando en este caso, la Luna se encuentra tan cerca del sol en nuestro cielo que no podemos verla desde la tierra, tan solo un pequeño halo circular justo antes del amanecer. Lo interesante de este fenómeno es que es mucho más complicado ver la Luna, y por ello, más especial.

Ahora, se abre el debate si los caso en los que hay Luna negra pueden ser considerados como superluna, pero lo cierto es que, a pesar de que no podamos verla con el mismo esplendor, su cercanía a la tierra la muestra del tamaño suficiente como para ser considerada superluna.

De todas forma, si por cualquier razón te pierdes esta Luna negra, la próxima superluna llegará con la Luna nueva del 20 de marzo de 2015, que pasará por delante del sol y producirá un eclipse total de Sol, que solo podrá verse desde latitudes árticas como Groenlandia, Islandia, Europa, norte de África y Asia nororiental.