La GSMA y los operadores de telefonía móvil e internet de México agrupados en la Asociación Nacional de Telecomunicaciones de México (ANATEL) han anunciado la puesta en marcha de la iniciativa "Nos Importa" con el fin de ayudar y proteger a los usuarios de los dispositivos móviles a través de una sería de políticas activas con las que se pretende reducir el número de robos de terminales móviles, promover los derechos de los niños, proteger al medio ambiente y servir de apoyo a las personas con discapacidad.

En este sentido, el acuerdo ha sido suscrito por Iusacell, Nextel, Telcel y Telefónica Movistar, que en conjunto engloban cerca de 46 millones de suscriptores móviles únicos y 104 millones de conexiones móviles, incluyendo conexiones M2M, por lo que el impulso de todas las operadoras era el mayor escollo al que se enfrentaba la GSMA de cara a suscribir el acuerdo, y sigue la línea de Nos Importan que ya ha ido poco a poco llegando al resto de países con la suma de Costa Rica, Nicaragua y El Salvador, entre otros.

“A través de la colaboración de la industria con ANATEL, IFT y otras entidades públicas, trabajaremos para promover que los usuarios mexicanos puedan disfrutar de todas las innovaciones de los servicios móviles en busca de la accesibilidad de todos, la seguridad, la responsabilidad con el medio ambiente y la mejora en calidad de vida”. - Tom Phillips, Jefe de Regulación de la GSMA

En este sentido, uno de los fines más importantes de cara al público de esta iniciativa de la GSMA es reducir en la medida de lo posible el robo de terminales móviles, puesto que según la propia ANATEL, los reportes por robo de dispositivos móviles aumentaron casi tres veces de 156,000 en 2012 a más de 442,000 en 2014, por lo que la puesta en marcha del Sistema de Verificación de Dispositivos (IMEI Device Check) de la GSMA, será uno de los puntos importantes de cara a combatir el robo de terminales y el tráfico de equipos entre países.

En este sentido, este sistema de seguridad permitirá a los usuarios móviles de México revisar en tiempo real si un equipo que va a adquirir ha sido incluido en la lista global de dispositivos móviles robados, puesto que se trata de una 'lista negra' actualizada diariamente con reportes de más de 150 operadores globales, incluyendo 38 operadores de 15 países latinoamericanos.