Microsoft Office es, casi desde su lanzamiento, el estándar de facto para soluciones ofimáticas, tanto profesionales y educativas como del hogar. La suite de aplicaciones de los de Redmond se ha postulado como una de las mejores alternativas adaptables a todo tipo de entornos y que mejor ha sabido evolucionar en el escritorio desde su lanzamiento hace 25 años. No obstante, con el despegue del móvil, y más tarde con la tablet, muchos fuimos críticos con la tardanza de la compañía de llevar su suite de aplicaciones a la movilidad, y sobre todo a la multiplataforma entendida en el móvil.

Más 1200 millones de usuarios utilizan Microsoft Office en todo el mundo Afortunadamente, la compañía supo ponerle remedio y el año pasado Microsoft Office llegaba al iPad y posteriormente al iPhone, y solo en iOS ya suman 80 millones de descargas, contando además con que inicialmente las aplicaciones requerían una cuenta de Office 365 (de pago) para poder utilizar todas las opciones que ofrecía.

Recientemente, la suite de aplicaciones de Microsoft daba el salto a Android bajo el paraguas de Mobile First, Cloud First y Office Everywhere con el que la compañía buscaba conquistar el móvil, y volver a los tiempos de Office como estándar y como solución todoterreno.

Lo cierto es que a la compañía le ha ido bastante bien con esta estrategia, y en en este contexto, ha tenido a bien darnos algunos números interesantes que ponen del relieve la tendencia de Office en el entorno móvil y cloud, que sin duda son de vital importancia, tanto para la compañía, como para sus usuarios. Podemos tener una perspectiva global de la importancia de Office en las diferentes plataformas que está disponible cuando ya suman, entre Windows, Mac, Android e iOS más de 1200 millones de usuarios en todo el mundo, el 85% de las empresas del Fortune 500 lo utilizan y 33 de las 35 empresas del Ibex ya usan la Office como plataforma adaptada a sus necesidades.

Mobile First, Cloud First

aplicaciones web

Pero más allá de los números, el crecimiento y la expansión de Microsoft Office ponen de relieve la importancia de la multiplataforma y del cloud en cualquier tipo de aplicaciones. Los de Redmond lo han sabido hacer muy bien; han creado una serie de aplicaciones que funcionan de forma nativa y están disponible para los sistemas operativos de escritorio mayoritarios (Windows, OS X), y a la vez han sabido llevar esta estrategia al móvil a través de Office 365, de aplicaciones nativas con la mayoría de funciones básicas, almacenamiento en la nube y servicios adicionales en iOS, Android y Windows.

La experiencia de uso, interfaz y características son similares en todas las plataformasSus aplicaciones móviles, pese a no tener toda la potencia del escritorio -por cuestiones obvias de interfaz y potencia- son una de las mejores alternativas disponibles, y lo más interesante es que la compañía ha sabido adaptar su interfaz y experiencia de uso en las tres plataformas en las que está disponible. No se puede decir que Microsoft no lo esté haciendo bien en la multiplataforma; y en mi opinión, es el ejemplo perfecto de que se pueden hacer las cosas diferente pensando en el usuario y la disparidad de dispositivos que este último puede usar en el día a día.

De momento tenemos pendientes la versión para OS X, que llegará en algún momento a finales de año, y la versión para escritorio de Office 2016, cuya preview ya puede descargarse junto con la de Windows 10, pero la compañía va sin duda por el buen camino; y mientras Office siga siendo el estándar de la mayoría de grandes empresas, pymes, usuarios finales e instituciones educativas, Microsoft tendrá que cuidar más y más el entorno en la nube y sus aplicaciones móviles. Al fin y al cabo, es algo que nos beneficia a todos, pues obliga a la competencia a espabilar y a poner al día sus aplicaciones.