imágenes de diagnóstico en 3D

Pupas de D. melanogaster en 3D. Fuente: UC3M.

Cada día aparecen nuevas técnicas de análisis. Algunas de las más interesantes se cuentan entre las técnicas de imágenes de diagnóstico en 3D. Y si son al momento, las posibilidades pueden ser muchísimas.

Precisamente esto es lo que han conseguido en la Universidad Carlos III de Madrid, en España, gracias a la colaboración con la Academia China de las Ciencias y otras instituciones. Con esta técnica se pueden observar imágenes de diagnóstico en 3D y en el mismo instante, lo que tiene un valor increíble para detectar cualquier tipo de problema en una biopsia, por ejemplo, o para hacer un seguimiento de desarrollo en un organismo y muchas más aplicaciones. Esta técnica de tomografía utiliza la luz para realizar un proceso parecido al de los rayos X, es decir, dar una imagen concisa y a través del tejido, de una muestra.

Así funciona la técnica

Como decíamos, esta técnica se denomina en realidad tomografía de proyección óptica, la cual utiliza marcadores ópticos, como proteínas fluorescentes, para obtener la imagen. De esta manera se pueden observar directamente animales y tejidos con cierta transparencia. Y se pueden observar in vivo lo que da una información inestimable para realizar cualquier tipo de diagnóstico. Para poder tomar las imágenes de diagnóstico en 3D, la muestra es excitada por una fuente, tras lo que las proteínas excitadas emiten luz, que es detectada por el tomógrafo, de una manera muy similar a la microscopía óptica de fluorescencia.

La muestra ha de rotar y así conformar las imagen tridimensional completa de lo que estamos estudiando, que se puede ver en el momento. Con esta técnica solo se pueden apreciar muestras, animales y tejidos, con cierta transparencia, por lo que es imposible realizarla sobre un animal grande y opaco. Pero sí que permite analizar muestras que de otra manera serían imposibles de ver. Esto implica también tejidos obtenidos en biopsias y análisis, lo que permite obtener imágenes de diagnóstico en 3D prácticamente de forma inmediata.

¿Para qué queremos imágenes de diagnóstico en 3D?

Este es, precisamente, su punto fuerte. El hecho de poder obtener imágenes de diagnóstico en 3D en el momento aceleraría el proceso de detección de muchas enfermedades. Desde un tumor a un problema tisular, o bien para el seguimiento de una operación por parte del cirujano, esta técnica permitirá mejorar el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes. Pero no solo eso. Otro aspecto importantísimo, y cuya aplicación es inmediata, está en cuestiones de investigación básica. Con esta técnica podemos estudiar animales La técnica permitiría hacer el seguimiento de una operación o detectar un tumor más fácilmentede pequeño tamaño vivos, mientras se desarrollan. Algo increíblemente valioso para estudios genéticos y embrionarios, entre otras cosas.

Podemos, por ejemplo, observar como se desarrolla en la pupa Drosophila melanogaster, uno de los modelos animales más usados en estudios genéticos. O comprobar lo que le ocurre a la larva de pez cebra en un experimento, otro de los modelos más importantes en el estudio de enfermedades. Y podemos hacerlo al momento, cosa importantísima pues hay eventos en el desarrollo que ocurren en apenas horas o incluso minutos. Con esta técnica podemos ver estos sucesos en directo, lo que nos permitirá abrir nuevas puertas en el estudio. Y todo con una técnica relativamente sencilla, instantánea y poco invasiva. Ahora solo toca esperar al momento en el que podamos verla implementada en diversos laboratorios.