Junto con el Galaxy S6 de Samsung, el HTC One M9 es sin duda uno de los smartphones más esperados del año, y el cual será desvelado el próximo 1 de marzo durante el MWC 2015. Sin embargo, en lugar de volver a repetir una vez más las especificaciones de este terminal, vamos a profundizar un poco más en estos datos, y comenzaremos hablando de uno de los pocos elementos del que aún no sabemos nada con seguridad: el diseño.

El HTC One M9 llega en un momento crítico para la compañía, y tras las críticas que recibió el One M8 en el apartado de la cámara con la tecnología Ultrapíxel así como en el tamaño con sus enormes marcos, un cambio de diseño para este nuevo smartphone estaría en orden. Por ello, nos alegró ver la filtración del famoso evleaks hablando del diseño del HTC One M9 en el que veríamos un diseño más contenido, con menos bordes y unos altavoces mucho más discretos, lo que ayudaría a reducir el tamaño del terminal.

De hecho, según otra filtración, el One M9 (por aquel entonces conocido como HTC Hima) sería efectivamente más pequeño que su predecesor pese a mantener su pantalla de 5 pulgadas con una resolución de 1080p, un acierto en mi opinión debido a que las compañías no están preparadas aún para dar un salto apropiado a la resolución 2K. Por tanto, el problema del tamaño del terminal quizás esté solucionado, y decimos quizás porque a falta de una semana, el diseño del terminal no está aún claro para nadie, y ayer Mobile Geeks nos dio un motivo más para poner en duda lo que creíamos saber sobre el One M9.

Como puedes ver en la galería inferior, según esta filtración el HTC One M9 no traería ningún cambio en diseño con respecto al M8, manteniendo la doble rejilla en la parte inferior y superior para los altavoces, así como ese logo de HTC y esos enormes marcos que han sido tan criticados en generaciones anteriores, aunque al menos la compañía taiwanesa ha decidido mover el botón de encendido al lateral derecho, situándolo junto a los botones de volumen. Por tanto, la pregunta es evidente: ¿Qué filtración debemos creer para el diseño? Y es aquí dónde empiezan las discusiones sobre quién lleva razón y quién no.

Por un lado, la filtración de Mobile Geeks parece ser totalmente legítima, con imágenes de prensa que coinciden con fotografías previas del One M9, así como una lista de especificaciones (precio incluido) que parece ser consistente a las filtraciones previas. Sin embargo, este diseño continuista supondría un nuevo aluvión de críticas para HTC y, teniendo en cuenta además que con el One M9 la compañía se juega muchísimo, quizás, y sólo quizás, haya optado por una alternativa más complicada para sorprender al público con un diseño totalmente nuevo.

¿Por qué me inclino a creer en esta teoría? Principalmente por dos razones: la reputación de evleaks le precede, y en su momento el filtró ya diseños clave de HTC, incluyendo los del One (M7) y One (M8), por lo que una filtración que sale de él no ha de ser desterrada por muy alocada que parezca. Mi otra razón es que aún tengo fe, fe en que HTC vea la luz a tiempo y vea que este diseño elegante necesita una modificación urgente, fe de que HTC demuestre que escucha a sus usuarios y que puede traer el smartphone Android más completo de 2015.

Afortunadamente, el problema de las cámaras que HTC ha tenido con terminales anteriores parece haberlo solucionado con un nuevo sensor trasero de Toshiba de 20 megapíxeles, alejándose de la tecnología Ultrapíxel (al menos para la cámara trasera), y apostando por un modelo similar a lo que vemos con los smartphones de Sony. Este sensor además contaría con una apertura focal de 2.2 y una lente 27.8 mm, pero más allá de estos datos numéricos, no tenemos lo importante a la hora de hablar de una cámara: imágenes de muestra que nos ayuden a comparar diversos datos como los balances de blancos o los niveles de ruido en determinados ambientes.

Finalmente, y dejando de lado estas dos grandes cuestiones, al menos ya conocemos el resto de especificaciones del HTC One M9: batería de 2900 mAh, unas medidas de 144.6 x 69.7 x 9.61 mm, 157 gramos de peso, pantalla de 5 pulgadas con resolución Full HD, la previamente mencionada cámara trasera de 20 megapíxeles, cámara frontal de 4 megapíxeles con tecnología Ultrapixel, 32 GB de almacenamiento interno, 3 GB de memoria RAM y Android 5.0 Lollipop con Sense 7, todo ello movido con un procesador Qualcomm Snapdragon 810 octa-core y con un precio de 750 euros.

Tanto para bien como para mal, el diseño del One M9 no va a dejar indiferente a nadie.Sin embargo, aunque a priori parezca un hardware impresionante (y de hecho lo es), nos preocupa un poco el hecho de que HTC vaya a utilizar el Snapdragon 810 el cual ha sido acusado por algunas fuentes con problemas de calentamiento. Este problema se debería a los diversos cambios introducidos por Qualcomm para su nueva generación de SoC, problema que podría agravarse en el HTC One M9 debido a su estructura sellada y con aluminio como material primario, por lo que el diseño podría acabar siendo aún más importante de lo que hemos referido anteriormente.

HTC siempre ha sido alabada por un diseño que se alejaba del resto de fabricantes Android: sobrio, elegante, con buenos materiales... No obstante, está claro que sólo con un bonito diseño no llegas a ninguna parte, y la compañía taiwanesa debe ir más allá. Concretamente, y con lo poco que queda para el inicio del MWC 2015, esperemos que HTC haya ido más allá. Si el One M9 resulta ser un fracaso en ventas, HTC quizás haya gastado una de sus últimas balas en vano. Esperemos que no sea este el caso.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.