Huawei y Orange han presentando esta mañana en una rueda de prensa Car-WiFi, un router WiFi 4G que sólo necesita conectarse a nuestro coche para proporcionarnos acceso a Internet estemos donde estemos. Funciona con su propia tarjeta SIM, así que podemos usarlo con un duplicado de la que usamos en nuestro smartphone o con otra aparte para no tener que depender de nuestro teléfono.

El precio libre del dispositivo es de 99 €, aunque se podrá comprar también con cualquier tarifa de Orange y pagarlo a plazos de 4€ mensuales durante 24 meses. Más información en la web de Orange.

¿Cómo funciona?

Si nuestro coche tiene un conector de 12 voltios, sólo tendremos que introducir ahí el Car-WiFi y ya tendremos conexión a Internet con velocidades de hasta 150 Mbps, que es lo que ofrece a día de hoy Orange. No tiene batería, por lo que requiere estar siempre conectado para funcionar (y, por tanto, como apuntaban en la rueda de prensa, tiene autonomía ilimitada). Además, cuenta con una entrada USB para que podamos cargar nuestro smartphone mientras vamos conduciendo.

Huawei ha llegado a un acuerdo de exclusividad con Orange para este dispositivo durante el Q1 de 2015, lo que significa que a partir de abril podrá usarse con cualquier otro operador.

Es un dispositivo interesante para no centralizar toda nuestra actividad digital en nuestro smartphone y, de hecho, la idea de este router es que no tengamos que crear un hotspot con nuestro móvil constantemente y, sobre todo, ofrecer una alternativa más barata al WiFi integrado de los coches, que suele ser más caro de lo que cuesta este Car-WiFi.

Si querías un coche conectado, ahora ya no habrá excusa para no tenerlo.