Android 5.0 Lollipop era la definitiva. Siempre lo digo, y es que aunque a menudo todo lo que se lanza al mercado se vende como el último gran salto que necesita un producto o una plataforma, hay ciertos lanzamientos que se sienten como definitivos en su momento. En teléfonos Android, por ejemplo, para mí el definitivo fue el Galaxy S2. En iOS, el que marcó un antes y un después fue el iPhone 4. Y para mí el antiguo Android L ha llegado para ser eso. Pero para poder disfrutarlo, los fabricantes tenían que acompañar trayendo la actualización a Lollipop a sus terminales.

¿Han cumplido con los plazos prometidos?

Lo primero que hay que saber es lo que prometió cada marca:

  • HTC prometió actualizar en 90 días desde el 4 de noviembre.
  • Motorola contó en sus chats de soporte que actualizaría en torno a diciembre, y más tarde anunció que toda la gama de 2013 y de 2014 contaría con Lollipop en enero.
  • OnePlus prometió en julio actualizar el OnePlus One a Lollipop en menos de 3 meses desde su lanzamiento.
  • Sony prometió Lollipop para toda la gama Z (Z2 y Z3 a principios de año) y parece que ya se acercan.
  • Samsung anunció los modelos, pero no llegó a dar fechas más allá de principios de año (enero-febrero) en Galaxy S4, S5, Note 2, Note 3, Note 4, y Note Edge.
  • LG anunció actualización al G3 un plazo de una semana en noviembre y cumplieron. También prometieron con el G2, y estamos esperando.

HTC

CES 2015

La compaía taiwanesa ha reconocido en Twitter que no ha cumplido con su promesa de los 90 días:

Se trata más del HTC One M7 que del M8, al que ya vimos que sí actualizaron hace unas semanas. No se trata de una mejoría ni en el caso del M8, ya que las fechas del M7 el año pasado con Kit Kat fueron similares. Según he podido saber, la actualización ha llegado sin problemas de rendimiento ni drenaje de batería. Eso sí, con Sense 6. Parece que reservarán el 7.0 al HTC One M9, pero aun así molesta.

Motorola

moto-x-20

Motorola ha sido, probablemente, la gran decepción dentro de la actualización a Lollipop. ¿Por qué? Se debe sobre todo a lo que nos tenían acostumbrados con Kit Kat, donde algún modelo llegó a actualizarse más rápido incluso que los Nexus, lo que tuvo un mérito tremendo. Algunos terminales como el Moto X 2014 sí actualizaron algo más rápido, pero otros como el Moto G 2014 lo han recibido hace muy poco en España, y de momento el Moto G 2013, Moto X 2013 y Moto E no han saboreado Lollipop, aunque les queda poco. Pese a que la actualización haya sido de calidad, se trata de un retroceso en un punto clave para la fama de la empresa.

OnePlus

Fue la primera en prometer Lollipop, y la primera en fallar en el plazo de los 90 días. No debe estar muy lejos la actualización, pero si das un plazo debes ser consecuente. Cyanogen ya no es una comunidad de aficionados, ahora es una empresa y su política de no dar ETAs ya no se aplica. Por otra parte, Oxygen OS, la ROM desarrollada por la propia OnePlus, parece que también tardará un poco en llegar, según han contado en su blog. No dudo del soporte, pero por ahora, no cumplen.

Sony

Sony Xperia Z315

Los japoneses han sido de los más claros con los terminales que recibirán la actualización a Lollipop, pero poco claros con las fechas, más allá de "principios de año". Si como parece que va a pasar, llega sobre marzo a Z2 y Z3, los plazos habrán sido similares a los del Z1 en Kit Kat y un poco menores que los del Z, que recibió Kit Kat en mayo. Eso sí, esperamos que la actualización se reciba sin los problemas de batería del año pasado, cuando Sony tuvo que recomendar a los usuarios que desinstalasen la última versión de Google Play Services por consumos elevados.

Samsung

samsung-galaxy-s5-destacada2_copia

En lo que respecta a terminales para los que prometieron actualización a Lollipop y que la hayan recibido en corto plazo, sólo encontramos al Galaxy S5, que se actualizó muy rápido si comparamos con el Galaxy S4 en su actualización a Kit Kat, que se demoró hasta finales de febrero. Respecto al Note 4 (Snapdragon), ha comenzado a recibir su actualización hoy, lo que también mejora sustancialmente el plazo del Note 3 para recibir Kit Kat, que llegó hasta mediados marzo. Note 2, Edge y Galaxy S4 parece que también recibirán pronto Lollipop, y lo bueno es que Samsung está igualando las interfaces de toda la gama alta. Eso sí, al igual que he dicho HTC, me gustaría que todos estos terminales llegasen con un TouchWiz similar al del Galaxy S6, que está prácticamente prometido que llegará más limpio y con aplicaciones propias descargables de manera voluntaria.

LG

LG G3 14

Por último, la gran sorpresa. LG fue la primera en traer la actualización a Lollipop a su flagship, el LG G3, y como ya vimos, mejoraba mucho el rendimiento en fluidez y batería de Kit Kat. La verdad es que se trata de un gran cambio, ya que por ejemplo, los G2 libres no recibieron Kit Kat en España hasta abril. En cuanto al G2 con Lollipop, probablemente le llegue este mismo mes, lo que también mejora mucho lo que consiguió con la versión anterior.

Conclusiones

En general, diría que los fabricantes finalmente no han logrado mejorar mucho en sus plazos de actualización a Lollipop, ya que salvo casos muy concretos como LG o Samsung que han acortado sus plazos en prácticamente toda su gama (con actualización prometida), los plazos del año pasado no se han mejorado, sólo igualado, y empeorado mucho en el caso de Motorola. En el caso de OnePlus y HTC, directamente no se ha cumplido un plazo muy claro. ¿A que podría deberse la no mejoría en la actualización a Lollipop? No es por defender a los fabricantes, pero generalizando culparía esta vez más a Google, que ha lanzado Lollipop con algunos problemas, por lo que las marcas han esperado a basarse en el código de fuente de 5.0.1 o 5.0.2, lanzados a principios y a finales de diciembre, lo que añade un mes más de demora.

Salvo modelos concretos, Lollipop sigue en la media de otras versiones

Tomando todo esto en consideración, se puede concluir que la cosa, mes arriba o mes abajo, está estancada, y a los fabricantes les cuesta mucho bajar de los 4 meses para actualizar a la última versión. Lo triste es que esto sólo se aplica a los modelos de gama alta, y es que en las gamas inferiores nos podemos encontrar con que ni siquiera se actualizan, o tardan plazos cercanos a un año.

El último aspecto de la actualización a Lollipop que creo relevante repasar es su porcentaje de adopción frente a sus predecesores. Según vemos en el gráfico de @Somospostpc, Lollipop es la versión que más está tardando en llegar a los móviles en el mercado, contando tras 4 meses con un mísero 1.6%, que sólo supera (negativamente) los números de Honeycomb que, recordemos, fue un sistema cerrado y lanzado en exclusiva para tablets.

actualizacion a lollipop