Imagen: Networkworld

Quién lo iba a decir. Cuando las ventas de los PCs estaban pasando por su peor momento con la llegada de las tablets, el auge de los smartphones y la mal llamada era post-pc, al final no ha sido o así, o al menos es la tendencia que revela el último informe de Gartner sobre las ventas de PCs. Lenta, pero constante, los ordenadores personales están viviendo un nuevo -y pequeño- resurgir en un momento en que las tablets no están pasando por su mejor momento.

En este sentido, la firma de investigación de mercados comprobó como las ventas mundiales de PCs en el cuarto trimestre de 2014 aumentaron un uno por ciento Y-o-Y, siendo el primer aumento que se da en el sector desde el año 2012. Como para tomárselo en broma. Eso sí, no todo son buenas noticias, puesto que los datos difieren drásticamente de una región a otra.

Las ventas de PC en Norteamérica y EE.UU aumentaron un 13,1% en el cuarto trimestre del año en Y-o-Y, sobre todo en las campañas de compra en vacaciones como Acción de Gracias y Navidad, mientras que en la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África) crecieron casi un 2,8% en el cuarto trimestre de 2014 Y-o-Y, alcanzando las 26,5 millones de unidades vendidas.

Independientemente de la región, los dispositivos que si han experimentado un crecimiento en sus ventas son sobre todo los portátiles de bajo coste, es decir aquellos que me mueven en la franja de los 200 o 300 dólares; los Ultrabooks y los dispositivos con pantalla desmontable, segmento en el que entrarían productos como la Surface o los convertibles de Asus y compañía.

Parece que el mercado del PC se recupera poco a poco con los emergentes con su mejor aliado. Todavía es muy pronto para afirmar una tendencia constante de cara al futuro, pero sin duda es una buena señal para fabricantes y compañías que todavía tienen en sus divisiones de productos a los PCs.