Travis Kalanick fue ponente en una conferencia donde representó a Uber en Munich. Uber proporciona a los clientes una red de transporte a través de su aplicación móvil, conectando pasajeros con conductores de vehículos registrados en su servicio.

La conferencia fue toda una declaración de intenciones: la startup pretende realizar una gran expansión por Europa durante el año, definiendo una estrategia menos agresiva y frontal contra el proteccionismo legislativo de los principales países del continente.

Uber se ofrece a colaborar mediante acuerdos con los diferentes países, prometiendo la creación de 50.000 trabajos, lo que supondría 400.000 coches menos en la carretera según los cálculos de la empresa.

El pasado año hemos vivido la rápida, pero fallida, expansión de Uber en Europa. Chocando directamente con la regulación y el transporte establecido del Taxi. La startup de San Francisco ya está valorada en más de 40.000 millones de dólares, acorde a las ultimas inversiones. Pero su crecimiento ha ido acompañado de multitud de problemas y críticas.

La llegada de Uber a España no sentó nada bien al sector del taxi.
La llegada de Uber a España no sentó nada bien al sector del taxi.

Se acusa a Uber de jugar con ventaja, sin aceptar la legislación en activo y de no realizar las suficientes y necesarias comprobaciones de seguridad a sus conductores y vehículos. Su actividad ha sido prohibida hasta nuevo aviso en España, Bélgica, Alemania y Francia. Las protestas del sector del taxi han sido la norma en todos los países del mundo donde han intentado realizar su actividad empresarial.

Uber se ha enfrentado a los problemas con una actitud muy agresiva, ignorando las advertencias o actas judiciales y dando un discurso al mundo de crítica a las ciudades que optan por proteger sus intereses y los del lobby del taxi. Han visto que eso no funciona, replantean su estrategia en Europa.

Kalanick quiso promocionar su actividad mediante cifras: 1.6 millones de pasajeros viajaron a su destino gracias a Uber en los cuatro años y medio que llevan ofreciendo el servicio. En Nueva York los 1.9 millones de trayectos en los últimos 3 años han creado el equivalente a 13.750 trabajos.

Es el plan de Uber: acordar con las ciudades su actividad. La promesa de generar empleo, riqueza y reducción de tráfico gracias a sus nuevos planes. Kalanick asegura que en el futuro será más barato usar Uber que tener coche, una vez que el servicio crezca y sea más eficiente gracias a programas como UberPool, que permite a los pasajeros compartir viaje si van a la misma dirección de destino. Pese a ello, los conductores mantendrán sus ganancias ganando 25$ o más por hora.

La conferencia comenzó con una pequeña charla sobre cómo nació Uber. La idea del servicio llegó tras sus problemas para encontrar taxi en Paris. En San Francisco comprobaron que encontrar taxi era igual de problemático, y se dio cuenta, junto a su compañero y cofundador, de que Uber debía nacer.

home-hero-4-1440-900

"No estaba pensado para ser una gran empresa" aseguro, "pero todo el mundo en la ciudad lo quería". "Remplazar nuestro coche no es un simple sueño, es algo que está ocurriendo en este mismo momento" finalizó.

La nueva estrategia tiene mucho sentido, dar algo a cambio a las ciudades que tanto beneficio te darán. Pero hay dos pequeñas aclaraciones: Uber agrupa autónomos, no tiene asalariados; algo que puede chocar con el planteamiento de las ciudades y países con su definición de crear empleo. Las trabas legales seguirán siendo las mismas, por eso Uber pide a las autoridades locales que se ponga fin a las limitaciones en el número de empleos en el sector transporte, así como facilitar el proceso de concesión de licencia para sus conductores.

Mismos problemas, pero con un nuevo discurso y estrategia menos agresiva. Es proceso parece el adecuado, pero, tal vez, el daño ya esté hecho y los países no vean claro beneficio en que Uber opere frente a la presión del sector del taxi. El crecimiento de la empresa y la cantidad de inversores nuevos, permitirán nuevas formas de resolver el problema tan grande que tienen para expandirse.

Uber ruega el acuerdo, veremos la respuesta de Europa.