Hasta hace bien poco Launch Center Pro (LCP) era la manera más rápida de realizar muchas tareas, sin embargo la llegada de los widget y extensiones de iOS 8 ha cambiado de forma radical la forma en la que usamos nuestro teléfono. Acciones que hasta ahora muchos usuarios realizaban en LCP porqué era la manera más rápida han pasado a realizarse a través de estas nuevas funciones, de manera que muchos usuarios parece que han perdido el interés en LCP. “Total, ¿para qué usarlo si lo otro resulta más rápido y sencillo?”, pensarán algunos.

El objetivo de LCP siempre ha sido realizar acciones de forma rápida y directaLa filosofía de Launch Center Pro siempre ha sido realizar tareas de la manera más rápida y directa y el hecho de que ahora algunas tareas las podamos realizar mediante alguna extensión o widget no significa que la app haya perdido todo su sentido o valor. No os voy a negar que yo mismo he dudado sobre la utilidad de esta app en mi día a día actual, sobre todo tras las pocas novedades que ha recibido en los últimos meses, pero tras un par de días reflexionando he encontrado de nuevo unos cuantos motivos por los que mantener Launch Center Pro en mi dock. El problema no estaba en la app, si no en el uso que hacia de ella. Muchas de las acciones que usaba para capturar contenido en Drafts o Evernote habían dejado de tener sentido, solo había que encontrar otras. Aquí tenéis unas cuantas ideas:

  • Acceder a apps sin extensiones: Si, en pleno 2015 todavía hay aplicaciones que no se han actualizado para añadir extensiones de ningún tipo. En estos casos si la app cuenta con URL Scheme podemos recurrir a LCP para enviar información a apps como Command-C de una manera más cómoda.
  • Acceder a extensiones: Puede sonar extraño, pero del mismo modo que hay apps sin extensiones hay aplicaciones que no las soportan o situaciones en las que no las podemos acceder a ellas. En estos casos podemos crear una acción en LCP que nos permita enviar información a una extensión sin tener que depender de si la app las soporta o no.
  • Lanzar Workflows: Como comenté en el análisis de Workflow la última joya de la automatización en iOS y LCP cuentan con una relación muy estrecha. Lanzar workflows desde la app es muy lento y no me gusta llenar mi pantalla de inicio de acciones, por lo que Launch Center Pro ha acabado siendo el aliado perfecto para la tarea. Además, gracias a los desarrolladores de Workflow crear una acción para lanzar un flujo de trabajo desde LCP es tan difícil como pulsar un botón.
  • Comunicarse: Hoy en día la comunicación es cada vez más asincrónica gracias a los servicios de mensajería instantánea. Esto supone que en muchas ocasiones mandemos mensajes muy similares a un grupo reducido de gente. Que si llegamos tarde, que si ya estamos llegando, que si quedamos a X hora… Con LCP podemos crear unas cuantas acciones que nos permiten enviar este tipo de mensajes a nuestra novia o amigos con un solo tap. Por no hablar de que podemos crear un grupo de acciones (llamar, mensajes predefinidos, mail…) para comunicarnos con una persona en concreto. Ideal para las personas más cercanas.
  • Control remoto: Como he comentado anteriormente, LCP es una herramienta perfecta para controlar nuestro Mac de manera remota. No tanto viendo la pantalla como en una app de VNC si no enviándole ordenes como si de un mando a distancia se tratara. Ideal si, como yo, tenéis un Mac de sobremesa aunque también podemos usar la misma técnica para controlar la domotica de nuestra casa.
  • Búsquedas: Aunque lo parezca, no todas las respuestas están en Google, Yahoo, Bing o DuckDuckGo (los buscadores a los que podemos acceder desde Spotlight en iOS 8). En algunas ocasiones necesito hacer una búsqueda en la RAE, o me apetece buscar información de alguna película o serie en IMBD y aunque pueda parecer lo contrario el proceso es mucho más rápido desde LCP que yendo a la web o la app.

  • Plantillas: Gracias a las distintas variables de las que dispone LCP a la hora de crear una acción no es muy difícil crear unas cuantas plantillas que nos ahorren unos cuantos minutos cada día. Desde mails cuya estructura es siempre la misma y solo cambian algunos datos hasta entradas en Day One con un esquema predeterminado la variedad de acciones de este tipo que podemos crear en Launch Center Pro es inmensa.

Estos son solo algunos de los usos que le he encontrado a LCP que tienen sentido en mi día a día, sin embargo, eso no significa que sean los únicos que tiene a día de hoy. El lanzador de Contrast, al igual que Drafts, ha sido uno de los pioneros en la idea de hacer más productivos nuestro iPhone e iPad y la llegada de nuevos jugadores como Workflow no hace que dejen de tener sentido.

Si aún no contáis con Launch Center Pro podéis adquirirlo en el App Store por 2,99€ la versión de iPhone y 2,99€ la versión de iPad.