El modo incógnito del navegador, ese que todos saben que existen pero siempre se hacen los sorprendidos con su uso. A pesar de que tiene aplicaciones muy lógicas, como poder acceder a varias cuentas de correo de un mismo proveedor en un mismo navegador, la mayoría de los usuarios lo utilizan para unos fines... digamos más ociosos, de los que no quiere que quede ni rastro en el navegador. Por ello, y dada la información que tiene Google sobre los usuarios gracias a las búsquedas y al uso de su navegador Chrome, ha patentado un sistema que permitirá que el modo incógnito entre en funcionamiento automáticamente, dadas unas condiciones específicas.

Básicamente, y según esta patente, Google sabrá qué vas a hacer con el navegador, y activará el modo incógnito automáticamente, esto puede ser un gran idea que evitará que los navegadores puedan almacenar datos como el historial de navegación y los datos del usuario al navegar por según qué páginas web, sin que el usuario necesite cambiar al modo privado manualmente.

Lo interesante de esto es puede ser activado de forma autónoma por ciertas características del contenido de la página web de destino, como un diálogo de inicio de sesión seguro o una solicitud de información de la tarjeta de crédito, eso sin contar con el tipo de páginas en las que por defecto el usuarios navegue con el modo incógnito activado de forma constante.

Google probablemente incorporará este método en su navegador Chrome para aumentar la seguridad del usuario y privacidad, algo que puede ser de aplicación al móvil y que los usuarios verían de forma muy positiva.