Aunque las ventajas de las pantallas curvas aún están siendo cuestionadas, LG cree que es el futuro, incluso en la telefonía móvil. Por ello, la compañía asiática presenta en este CES 2015 el nuevo LG G Flex 2, la segunda generación de la familia G Flex, caracterizada por la inclusión de paneles curvos y flexibles.

Este LG G Flex 2, al igual que su predecesor, llega con un conjunto interno potente. Muy potente. De hecho, este LG G Flex 2 es el primer smartphone del mundo en montar un SoC Qualcomm Snapdragon 810, la obra de ingeniería más reciente de los chicos de Qualcomm y uno de los SoCs más potentes que encontramos en la actualidad. Dicho SoC cuenta con una CPU de 64 bits con ocho núcleos hasta 2.0 GHz, una GPU Adreno 430 y un modem con conectividad LTE Cat. 6, entre otras características

A este potente chip le acompañan 2 GB de memoria RAM LPDDR4 a 1600 MHz, un modelo de RAM considerablemente más rápido que las anteriores LPDDR3. Así pues, el LG G Flex 2 es también uno de los primeros en incorporar dicha modalidad de RAM (solo compatible con determinados SoCs como el Qualcomm Snapdragon 810).

Primer smartphone con Qualcomm Snapdragon 810 y RAM LPDDR4La pantalla, en esta ocasión, se ve reducida hasta las 5.5 pulgadas –frente a las 6 del primer LG G Flex–, pero su resolución ahora pasa a ser Full HD, solventando así una de las mayores carencias del LG G Flex original. La tecnología del panel sigue siendo P-OLED (Plastic OLED), una tecnología desarrollada por LG y que también pudimos encontrar en otros modelos de la marca previos.

En la zona posterior encontramos una cámara de 13 megapixeles con OIS+, flash LED dual y sistema de enfoque por láser, tal y como vimos en el LG G3 el pasado año. De hecho, lo más probable es que se trate del mismo modelo de sensor y de las mismas lentes, por lo que los resultados podrían ser muy parejos. En la zona frontal, encontramos una cámara de 2.1 megapixeles.

Además de la pantalla curva, el SoC Snapdragon 810 y la memoria RAM LPDDR4, una de las características diferenciadoras de este LG G Flex 2 es su carcasa trasera, la cual es capaz de autorrepararse en caso de sufrir daños leves como arañazos. Esta característica ya estaba presente en el primer LG G Flex, pero en esta segunda generación se ha mejorado considerablemente el tiempo de autorreparación (ahora es de unos 10 segundos). Esto nos da un plus de seguridad al llevar nuestro smartphone en el bolsillo.

LG G Flex 2 es capaz de autorrepararse en solo 10 segundosLG también ha incorporado una serie de características de software muy interesantes, como Gesture Shot (presente en el LG G3) o Gesture View. Una de las más interesantes es Glance View, que nos muestra las notificaciones e información importante como la hora y la temperatura mientras la pantalla está apagada. Un sistema muy similar al Active Display de Motorola o al Ambient Notifications del Nexus 6.

Por último, la batería de este LG G Flex 2 es de 3.000 mAh y cuenta con el sistema Quick Charge 2.0 de Qualcomm, que permite acelerar considerablemente la carga de la batería. También encontramos dos variantes de memoria (una con 16 GB y otra con 32 GB), aunque se puede expandir mediante tarjetas microSD de hasta 2TB.

Este LG G Flex 2 llegará al mercado surcoreano a finales del mes de enero a un precio aún desconocido. Durante los próximos meses, también irá llegando a otros mercados como el europeo, reemplazando a su predecesor en los catálogos de las principales cadenas de telefonía.