Hoy es 9 de enero. Steve Jobs presentó el iPhone original el 9 de enero de 2007. Exacto, se cumplen 8 años del naciemiento del dispositivo que cambió la industria del smartphone para siempre. No sólo introdujo formas totalmente nuevas de manejo, sino que prácticamente enterró a los que se empeñaron en seguir anclados en las viejas, como ocurrió con Nokia hasta que dio el salto a Windows Phone 7.

En la mítica presentación, que después supimos que fue fruto de un milagro, Steve Jobs dijo "el iPhone es un producto mágico y revolucionario que está 5 años por delante de cualquier otro teléfono móvil". Y desde mi punto de vista, en ese momento no le faltaba razón. Lo que el iPhone introdujo fue tan disruptor que probablemente no se hubiera visto en ese período de tiempo. Era posible imaginar que ese teléfono pertenecía a 2012 si su competencia era de 2007. Una vez introducido, la competencia despertó y comenzó el nacimiento de grandes sistemas operativos como hoy son Android o Windows Phone.

Si contamos 5 años desde la presentación del iPhone llegamos al 9 de enero de 2012. Si observas el estado de la competencia fuerte en ese momento, representada por Android, ves que el iPhone sí estaba 5 años por delante. Y es que hasta la propia Google reconoció en el Google I/O de 2012 que Android tenía un problema con la fluidez de las animaciones y del sistema, para lo que presentó Project Butter. Apple nunca tuvo que hacer algo así, porque estaba dentro de iPhone OS 1 desde 2007.

Existen otros aspectos donde para mí Android no ha alcanzado cosas que tenía aquel iPhone, como la fluidez en la navegación web (más allá de la velocidad proporcionada por el hardware), y soluciones como Chrome siguen lejos de Safari. Sí, aunque siga sin soportar flash.

Sin embargo, no todo ha sido un camino de rosas para el iPhone. Tomando literalmente la frase de Steve, de haberse mantenido hasta 2012 el software original del iPhone, en Apple lo hubieran pasado muy mal. Repasemos todos los cambios que tuvieron que introducir para seguir a la altura de lo marcado en 2007 durante sus 5 primeros años de vida.

App Store

app store

En la WWDC de 2007, Jobs afirmó que sabían que los desarrolladores querían trabajar en el iPhone, y mostraron como de útil sería hacerlo con webapps. Con el tiempo, se vio que aquello era poco más que una broma, incluso para usuarios procedentes de Windows Mobile. ¿Os imagináis no poder usar ninguna de vuestras apps sin conexión? Algo así planteó en aquella ocasión Jobs, aunque en febrero de 2008 se retractó y presentó el SDK del iPhone y la App Store. Aquel fue el verdadero punto disruptor del ecosistema que conocemos hoy en día, y lo que permitió a muchos desarrolladores y a empresas vivir de iOS.

Cortar, copiar y pegar

copiar y pegar

2 años. 2 años tardó Apple en implementar una opción que ellos mismos habían popularizado en los ordenadores personales en los 80, copiar y pegar. Resulta increíble pero así fue. En el momento en que se pudo instalar iPhone OS 3, muchos usuarios parecían haber estrenado dispositivo, porque pocas cosas nos hacen más productivos que poder copiar, cortar y pegar texto. Aún hoy me parece incomprensible que tardasen tanto, al igual que me ocurre con el menú compartir.

Notificaciones Push

iPhone Push

Otra cosa que llegó en iPhone OS 3 fueron las notificaciones push. Viendo que los recién aparecidos webOS y Android ya contaban con multitarea, las notificaciones push fueron el parche para curar la herida de iOS. Aunque seguías sin poder dejar apps abiertas en segundo plano (Forstall explicó que no era práctico para la autonomía), ahora sí podías recibir notificaciones sin tenerlas abiertas, por lo que ya era práctico instalar aplicaciones de mensajería instantánea. Fue, por ejemplo, el germen del éxito WhatsApp, pero no solucionó el problema de base, que sería resuelto al año siguiente, y es el que comento justo debajo.

Multitarea

Multitarea

La gran carencia del sistema. Tan grande, que ahora no se me ocurriría como vivir sin ella. Pese a la explicación del año anterior sobre la autonomía, finalmente Apple presentó en 2010 la multitarea para todo el sistema junto a iOS 4, porque hay que recordar que apps como Mail o Música ya gozaban de esta función desde el principio. No era multitarea real, pero sí permitía congelar apps en segundo plano, suficiente para lo que se demandaba en ese momento. En mi opinión fue una gran solución, porque no empeoró la autonomía ni el rendimiento.

Centro de notificaciones

Notificaciones iOS

Hasta iOS 5, recibir notificaciones era un auténtico dolor. A diferencia de lo que magistralmente habían resuelto webOS y Android desde hacía tiempo, una notificación en iOS era totalmente intrusiva, tomando prioridad sobre cualquier tarea de manera poco estética. Si decidíamos ignorarla, la notificación se perdía en el limbo para siempre, y sólo con los badges se retenía algo de información. Un absoluto desastre que se solucionó bastante bien en 2011, aunque a día de hoy se ha seguido mejorando porque aún tenía carencias.

Centro de notificaciones iOS

Conclusiones

Cuando se cumplen 8 años de la presentación del iPhone, no se puede decir en alto que haya estado 5 años por delante de la competencia. Sí de la de aquel momento, pero rápido en Android, y sobre todo en webOS se encargaron de introducir nuevas funciones que mostraron que además de inspirarse en iOS (como comúnmente se dice), había grandes dosis de originalidad fuera de los dominios de Scott Forstall. Lo que sí hay que reconocerle al iPhone, es que es el teléfono más ejemplar de la historia, e incluso hoy en día, sigue siendo la vara de medir con la que a menudo se evalúa el resto de terminales. El iPhone es el estándar de gama alta en pantalla, cámara y en materiales. Si quieres ser brillante, debes superar eso, al igual que iOS tuvo que hacer con la dura competencia que le plantearon.