Hace tan solo unas pocas semanas Ford presentó la revisión de SYNC con la tercera versión, que llegó con un cambio completo en el planteamiento, hasta el proveedor ha sido sustituido (Microsoft por Blackberry), y una evolución en las funciones que puede desarrollar. Una de las opciones más demandadas y criticadas en SYNC 2 ha sido la integración del smartphone en el automóvil, pero ahora se mejora y lo hace mucho más interesante.

Ford sigue apostando por las iniciativas de código abierto y SmartDeviceLink es un claro ejemplo. Este protocolo es el que permite a SYNC 3 recibir la información desde el smartphone en el coche pero de una forma adaptada. No estamos solamente ante un sistema que duplica la pantalla, es mucho más.

AppLink sigue mejorando y según Joe Beiser, director de Ford Connected Services para Europa, Asia Pacífico y África, "Con cada nueva versión de AppLink estamos mejorando la experiencia en el coche con una mejor integración de las aplicaciones de smartphones y nuevas formas para que los clientes accedan y controlen el contenido que más les gusta." Y tiene toda la razón. Sin contenido SYNC 3 no valdría para nada y ese contenido debe salir de nuestro smartphone.

SmartDeviceLink es lo más interesante, de momento, en SYNC 3

La próxima versión de SmartDeviceLink tiene como objetivo estandarizar y simplificar el proceso de desarrollo así como ampliar la disponibilidad de aplicaciones compatibles. Este objetivo nace y se desarrolla con una premisa fundamental, hacer que el conductor vea sencillo el control del sistema. SYNC permite a los conductores emparejar su teléfono por bluetooth y que el vehículo se encargue de usar la información para nutrir al sistema multimedia y que sea éste el corazón multimedia del vehículo y no el smartphone. Por ello han apostado por el control por voz, que van mejorando en cada versión que presentan, y ahora por SmartDeviceLink al mejorar la integración del smartphones en el automóvil.

Esta nueva opción nace para luchar contra Apple y Google en su reciente ofensiva al sector del automóvil. Ford quiere ofrecer desde ya en sus vehículos de próxima factura la posibilidad de conectar el smartphone al coche y ver la aplicación de navegación del teléfono móvil en la pantalla del coche a la vez que empleamos Spotify para reproducir música. Pero el paso es más grande ya que podremos buscar las gasolineras más baratas y cercanas cuando nos quede la reserva del depósito, o bien avisar a emergencias en caso de peligro, o bien saber cual es el estado del tráfico... Las posibilidades se multiplican y Ford quiere estar a la cabeza de estos cambios. ¿Cómo? Con SYNC.