Tras semanas de espera e incertidumbre por parte de sus propietarios, HTC ha decidido liberar durante el día de hoy la actualización a Android 5.0 Lollipop para el HTC One (M8), su flagship del pasado año 2014.

Según anuncia la compañía asiática, esta actualización ya está llegando vía OTA (over the air) a aquellos terminales compatibles de la región europea. Como era de esperar, trae consigo todas las novedades de Android 5.0 Lollipop, como las guidelines de Material Design, la optimización energética de Project Volta, las mejoras en rendimiento y fluidez, el nuevo sistema de multitarea, las nuevas notificaciones, soporte para fotografías en modo RAW, control manual de la cámara... etc.

HTC cumple su promesa, aunque con algo de retraso en comparación con sus rivalesAsimismo, también incorpora la última versión de HTC Sense (HTC Sense 6.0), la cual ha sido completamente rediseñada haciendo uso de las líneas de diseño establecidas por Google con Material Design. Todo ello sin que, aparentemente, se vea perjudicada la fluidez y el excelente rendimiento que ofrecía dicha capa de personalización en anteriores versiones.

Como decía, la actualización está llegando progresivamente vía OTA a los terminales europeos compatibles. La numeración de dicho firmware es 4.16.401.10 y tiene un peso de 780 MB, por lo que su descarga debe realizarse mediante una conexión Wi-Fi de forma casi obligatoria.

HTC cumple así su promesa de actualizar el HTC One (M8) a Android 5.0 Lollipop, aunque se haya producido con algo de retraso si comparamos este caso con el de sus más inmediatos rivales: el Samsung Galaxy S5 y el LG G3 –los cuales comenzaron a recibir Android 5.0 Lollipop antes de que finalizara el pasado año 2014–. Ahora es el turno del HTC One (M7), un terminal con dos años de antigüedad y al que HTC también prometió su ración de Android 5.0 Lollipop en los próximos meses.