Cine y TV Hardware

HDR TV: ¿puro marketing o utilidad real?

Por 9/01/15 - 22:24

Hay mundo más allá del incremento de resoluciones y por suerte en el CES 2015 hemos visto novedades como los HDR TV.

HDR TV: ¿puro marketing o utilidad real?
Marco Polo está siendo producida en 4K HDR.

Todas las compañías de imagen y sonido han dejado claro que 4K es el estándar. Por suerte, las novedades del CES no van dirigidas a incrementar el número de pixeles, sino hacerlos mejores.

¿Es el HDR algo que mejorará realmente nuestra experiencia frente al televisor o una nueva estrategia de marketing?

¿Qué es HDR?

Seguramente el termino te suene de la fotografía. Las imágenes de alto rango dinámico (HDR) son un conjunto de técnicas que permiten dotar a la imagen de un mejor rango dinámico de luminancia entre las zonas más claras y las más oscuras de la imagen que con las técnicas habituales.

La fotografía de alto rango dinámico permite obtener imágenes más acordes a las que podemos visualizar por el ojo humano, que cuando observa el mundo que nos rodea es capaz de distinguir detalles en zonas con una diferencia de iluminación muy superior a la soportada por otros formatos como la película o las imágenes con compresión.

Pasemos al vídeo y comparemos cómo vemos una película y cómo ve nuestro ojo. Imaginad que en vuestro televisor veis el sol, es el referente lumínico, y lo más brillante de la escena (sorpresa), pero no es ni de lejos lo brillante que es en comparación al resto de la escena si comparamos a como nuestros ojos lo perciben en la realidad. Es el ejemplo más extremo que se me ocurre, y bastante incómodo de realizar, pero espero que hayáis entendido el límite actual en mostrar escenas de ese tipo en nuestros televisores actuales.

Pero, ¿cómo de brillante será lo mostrado por estos televisores HDR?

Pues lo primero que debemos saber es a qué brillo vemos la tele. Lo normal es que en una habitación a oscuras esté a 100 nits llegando a los 200 como máximo en un salón con la luz encendida. Así que el pico de luz estipulado en HDR de 1000 nits, me parece increíble. Imaginad ver los juegos de luz del Señor de los anillos a 1000 nits mientras el resto de la escenas están a un brillo muy bajo. Quiero probarlo ya, puede ser un gran paso en la industria de la imagen.

Una demo HDR de Dolby. Aunque no se pueda recrear la diferencia en nuestras pantallas, sirve para hacernos una día y ejemplificar.
Una demo HDR de Dolby. Aunque no se pueda recrear la diferencia en nuestras pantallas, sirve para hacernos una día y ejemplificar.

Dicho esto, Dolby — los que pensaron en el vídeo HDR por primera vez — dicen que los televisores deberían llegar a los 4.000 nits. Cosa que no dudo que pueda ocurrir si el HDR triunfa.

Aunque el HDR sea eso, los televisores UHD HDR presentados en el CES 2015 vienen acompañados de la capacidad de representar la imagen con más detalle y "viveza". El estándar de vídeo 8bit, lo que usamos a diario, permite 256 "sombras" de cada color mostrado a su máxima saturación o intensidad, bajo este estándar Rec. 709. Algo que está todavía muy lejos de lo que nuestro ojo puede captar y diferencias.

hdr

En la imagen se ve el espectro visible, el triángulo pequeño representa las limitaciones del estándar Rec. 709. El triangulo grande representa el estándar Rec. 2020, que es el futuro del 4K/Ultra HD, y obviamente es un espectro mucho más amplio. Adicionalmente, la Alianza UHD estipula que las pantallas deben ser capaces de mostrar un color de 10 bit, permitiendo 1024 sombras de cada color. La combinación de estas dos características tendrán un impacto real y apreciable por nuestros ojos en la calidad de imagen.

En el CES 2015 todos los fabricantes han presentado mejores pixeles, no solo más

Sé que HDR no tiene que ver con el espectro de color a representar, pero los fabricantes han hecho que estén cada vez más unidos el uno con el otro como hemos podido comprobar en el CES gracias a la alianza UHD.

La especificación de Blu-ray 4K incluye el soporte HDR y un mayor espectro de color. Hay que tener en cuenta que el contenido 4K puede o puede no incluir ambas características. No tienen nada que ver con la resolución. Parece el camino a seguir al menos, y estoy feliz por ello.

¿Quién dará su apoyo al HDR?

Sin previo aviso, de repente, todos los fabricantes de la industria se han subido al carro del HDR. Hemos visto ya anuncios de empresas referentes como Panasonic, Sharp, Philips, Samsung o LG. El resto de fabricantes los acompañará si no hay sorpresas.

Lo importante es que productores de contenido también se han sumado a la causa: Disney, 20th Fox, Paramount o la Warner Bros son parte de la Alianza UHD, promotores del HDR. Por si fuera poco Netflix ya ha revelado su plan de llevar el contenido HDR a las masas.

Fabricantes y productoras unidas: el HDR debe ser una realidad

Este artículo de Variety tiene varias citas de muy importantes productores de contenido. Están entusiasmados con poder producir y que el espectador disfrute imágenes con mayor contraste, y ven en el HDR una mejora infinitamente mayor que el 4K (a los 2-3 metros habituales a los que disfrutamos las películas el aumento de resolución es imperceptible).

De momento Marco Polo, la nueva temporada de la serie de Netflix, está grabada y producida en 4K HDR y se espera que sea presentada en 2015. En el CES 2015 Samsung presentó una demo masterizada en HDR con fragmentos de Life of Pi. He leído opiniones por Internet de las pocas personas que han podido disfrutarlo y todas coinciden en que hay varias escenas espectaculares (este artículo de Bussinessinsider profundiza en ello). Quiero probarlo ya y daros mis impresiones, pero sobre el papel esto pinta muy bien no como el maldito 3D y el aumentos sin sentido de resolución. Veremos cómo se desarrolla todo.

El gran problema del HDR

El inconveniente de estas tecnologías es que, aún ofreciendo una calidad de imagen superior apreciada por los ojos de cualquiera, los fabricantes se enfrentan al problema de siempre: sus clientes suelen ser ignorantes tecnológicos. Compran televisores en base a la resolución, que es lo único que conocen. Más hertzios = mejor, más saturado = mejor, más pixeles = mejor aunque luego no distinga 1080p de 4K. Os recuerdo lo que pasó con los televisores plasma.

Ojalá el impulso sea tan grande que las mejoras que veamos en los próximos años no sean más numeritos en las etiquetas, sino una calidad de imagen mayor. Mayor contraste, detalles en el color más ricos y negros más profundos. Eso es lo importante a la hora de elegir televisor, pero los consumidores mandan.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies