El 19 de enero Google finalizará y cerrará, prematuramente, su programa Google Glass Explorer y dejará de vender el modelo que hay actualmente a la venta, a través del programa de desarrolladores, de sus polémicas gafas de realidad aumentada según reporta el WSJ. Una noticia que no debe sorprender a nadie.

Esto no es la muerte de las Google Glass, todavía, pero sí un gran cambio estructural en torno a su desarrollo. El reporte, en síntesis, indica que el desarrollo ya no será público como han estado realizando estos últimos años. Prefieren optar por un desarrollo cerrado y en "secreto", como es habitual.

Glass pasará del Google X research lab a ser un proyecto en desarrollo liderado por Ivy Ross. Fadell, al cargo de Nest, será el encargado de supervisar el proyecto, así como impartir instrucciones estratégicas a Ross.

Una lástima para todos aquellos que programaban aplicaciones para las Google Glass. Falta tiempo para que podáis retomar vuestras aplicaciones, tal vez mucho.

👇 Más en Hipertextual