La Estación Espacial Internacional ha tenido una pequeña emergencia. Un supuesto escape de gas amonio ha provocado la evacuación de la tripulación a la sección rusa de la estación. Control ha confirmado lo que parece ser una falsa alarma debida a los sistemas de presión.

¿Hacia dónde corres cuando no puedes salir al exterior? A la parte rusa de la Estación Espacial, por supuesto. Así lo han tenido que hacer los seis miembros de la Estación Espacial Internacional ante un aviso de emergencia por parte del control de la estación. Sin embargo, la información de última hora indica que no hay confirmación de este escape. Todo lo contrario.

El error podría haberse originado por el sistema de control de la presión. Control ya ha indicado que parece una falsa alarma y los astronautas están a la espera de la confirmación. La seguridad de la operación de evacuación ha supuesto una coordinación casi perfecta por parte de los equipos de control en Houston y Moscú. Los astronautas, completamente seguros, están a la espera de instrucciones por parte del la misión en tierra. Esta no es la primera vez que ocurre algo parecido.

Escapes y correcciones, algo común

Ya en mayo de 2013 los tripulantes tuvieron que salir al espacio exterior a realizar los arreglos pertinentes de un escape de gas, de amonio también, si se confirma esta vez. Las reparaciones son una realidad con las que se topan todos y cada uno de los astronautas que llegan a habitar la ISS alguna vez. Por ahora no hay datos reales que confirmen que se haya producido un escape de amonio. Más bien parece que la alarma ha sido provocada por un error en uno de los controladores del sistema de refrigeración. En 2013, el paseo exterior El escape de 2013 les llevó a los astronautas más de seis horas para encontrarlo y repararloles llevó a los astronautas más de seis horas para encontrarlo y repararlo, toda una proeza física y psicológica.

No es nada fuera de lo común, pero la tripulación está tratando la emergencia como tal, con mucho cuidado y siguiendo las normas de seguridad básicas en estas situaciones. En esta ocasión, la comunicación entre NASA y la ISS muestran la calma con la que se está tratando esta situación mientras se investiga el supuesto escape desde control. Actualmente la tripulación porta una máscara y se encuentra sellada en la sección rusa, teóricamente limpia y segura. Suponiendo que se encontrara un verdadero escape, la tripulación está preparada para sellar el escape y reparar el error de la ISS, una serie de operaciones constantes y comunes en la Estación Espacial Internacional aunque no siempre iniciadas con una alarma.

Amonio, un buen y venenoso refrigerante

El amonio es un compuesto nitrogenado natural pero altamente nocivo para los seres vivos. Normalmente producimos amonio al metabolizar proteínas, compuestos orgánicos con una gran cantidad de nitrógeno. Para eliminarlo de nuestro cuerpo normalmente se expulsa a través de la orina, convertido en urea. Pero, además de un producto de nuestro metabolismo, el amonio es un excelente refrigerante. Su ligereza, su capacidad de disolverse en agua y la facilidad de trabajar con él lo El amonio es un compuesto nitrogenado natural pero altamente nocivo para los seres vivoshacen un elemento muy útil en los procesos de refrigerado de instalaciones como la Estación Espacial Internacional.

Confinado en el sistema de refrigeración, el amonio es un excelente compañero de viaje. Sin embargo, un pequeño escape en el ambiente de cabina de la Estación Espacial Internacional puede resultar letal. Por ello mismo la ISS tiene un sofisticado sistema de detección que comienza por la detección de anomalías en la presión. Como decíamos antes, control ha afirmado que parece ser una falsa alarma y ahora los astronautas se encuentran esperando la confirmación para continuar con sus trabajos en la Estación Espacial Internacional.