Dragon CRS-5 0

Fuente: Anton Shkaplerov

La cápsula Dragon CRS-5 ha llegado por fin a la Estación Espacial Internacional. La nave cargada con más de dos toneladas de material y víveres ha sido acoplada con éxito y está siendo descargada por los miembros de la estación.

Como de costumbre el proceso de acercamiento y acople podía seguirse en directo desde la televisión oficial de la NASA, la cual es visible a través de internet y que nos mostraba como la Dragon CRS-5 ha llegado sin problemas a la estación. La cápsula lleva a la tripulación parte del equipo necesario para la misión Futura además del avituallamiento imprescindible para sobrevivir a cientos de kilómetros de la superficie del planeta. Con este viaje, la Dragon CRS-5 cumple con su quinta misión exitosa, todo un logro para esta nave de la firma Space X, del carismático físico Elon Musk, cofundador también de Tesla Motors (y PayPal).

Así se abastece a la ISS

La ISS, la Estación Espacial Internacional, es uno de los esfuerzos técnicos más impresionantes que la humanidad ha logrado nunca. Para poder avituallar a los tripulantes, actualmente seis, hace falta un complicado sistema de transbordo. Como imaginaréis, no siempre se puede cargar con todo lo necesario para experimentar y alimentar a seis personas que se encuentran confinadas en un mismo espacio durante meses. Y bajar al supermercado no es una opción. Así que naves como la Dragon CRS-5 son las responsables de llevar todo lo necesario a los tripulantes.

En concreto, esta misión lleva 2,2 toneladas de alimentos y material científico. El material fue lanzado al espacio dentro de la Dragon CRS-5 y gracias al un cohete Falcon 9, el cual tuvo un más que accidentado aterrizaje el pasado sábado. Durante estos dos días, la Dragon CRS-5 ha realizado varias maniobras para poder acercarse y acoplarse a la ISS sin problemas, cosa que ha conseguido. Ahora los tripulantes pasarán varias horas descargando el material y organizándolo todo en el pequeño espacio del que disponen. Más tarde, La Dragon CRS-5 ha transportado 2,2 toneladas de víveres y material científicovolverá a la tierra donde será recogida para que siga con su trabajo de abastecimiento.

Entre el material que hecho llegar a la estación podemos encontrar varios elementos propios de la misión Futura; en concreto para estudiar el sistema inmunológico en Drosophila melanogaster o el CATS, un elemento para analizar la distribución mundial de las nubes desde la órbita. Este material es imprescindible para continuar con la investigación dirigida en este momento por Samantha Cristoforetti desde la ISS. Los tripulantes de la ISS han aprovechado para realizar fotografías del momento y comentar mediante twitter los detalles de la operación.

Dragon CRS-5, mensajero oficial

La Dragon CRS-5 es una lucrativa razón para estar orgullosos. Así lo pueden apreciar los miembros de Space X, la empresa que ha conseguido un interesante acuerdo por nada menos que 1.600 millones de dólares con la NASA para ser los encargados de abastecer a la ISS sustituyendo la vieja flota de transbordadores americanos. Al contrario que la Soyuz, que sigue siendo un éxito tras más de 50 años desde su invención, la NASA decidió jubilar su flota y apostar por naves más nuevas, algunas con intención de llegar al espacio profundo de manera tripulada como la Orion.

En este proceso varias empresas han decidido participar aportando sus medios técnicos para poder realizar las tareas de transporte, complicadas y costosas, como la completada por la Dragon CRS-5. Esta es la quinta de las 12 misiones previstas en el contrato. Por su parte, Orbital Sciences, competidora de SpaceX, tiene otro contrato por 1.900 millones de dólares pare completar 8 misiones de abastecimiento. Con la colaboración de estas dos empresas la NASA no tiene por qué SpaceX cerró un acuerdo de 1.600 millones de dólares para completar 12 misiones con la NASAdepender tanto de los vuelos pudiendo invertir en el desarrollo de tecnología propia.

La Dragon CRS-5 de SpaceX es una cápsula que cuenta entre otras cosas con uno de los escudos térmicos más sofisticados del mundo, si no el que más, el PICA-X, desarrollado junto a la NASA y que es capaz de resistir más de 3.000 ºC. Mide unos 4,4 metros de alto y 3,66 metros de diámetro, aunque su envergadura llega a más de 16 metros con los paneles solares de la bodega extendidos. Además, la Dragon fue la primera cápsula comercial privada que completó una misión de abastecimiento de la ISS, en 2012 y hasta ahora ha dado buenísimos resultados, como podemos apreciar. Y así seguirá siendo, probablemente, durante bastante más tiempo.