Microsoft invertirá 70 millones de dólares en la startup Cyanogen, Inc, según cuenta el Wall Street Journal. Para situarnos en contexto, Cyanogen es la empresa que nació a raíz del éxito de la ROM modificada CyanogenMOD, basada en Android Open Source Project (AOSP), esto es, la parte abierta de Android, modificable por cualquiera que lo desee. Recientemente también han sido conocidos por desarrollar el software del OnePlus One, el polémico flagship económico.

Microsoft obtiene más dinero con patentes de Android que con Windows PhoneVolviendo a la noticia, parece que con los 70 millones, Microsoft es un inversor minoritario en una ronda de inversión que habría valorado a la startup en cantidades mucho mayores, aunque se desconoce quienes podrían ser otros inversores. La inversión de Microsoft en Cyanogen choca mucho, en el sentido de que son compañías desarrollando software en sistemas diametralmente opuestos.

Cyanogen trabaja desde siempre sobre código abierto, y Microsoft en software propio, aunque muchas otras marcas tengan acceso a él. Hasta ahora, aunque parezca mentira, la relación de Microsoft con Android, más allá del software, era bastante satisfactoria, ya que por todos es sabido que la compañía de Redmond ingresa más dinero procedente de pagos de patentes de fabricantes Android que el que hace con el software en el Play Store y con su plataforma propia Windows Phone (a partir de ahora Windows 10).

Sin embargo, tiene sentido, pues según anunció el CEO de Cyanogen, la compañía quiere desligarse de Google, lo que implicaría hacer algo parecido al fork de Amazon. Es decir, se seguiría basando sobre el código abierto de Android, pero sustituiría todo el ecosistema de Google con servicios propios, que según el CEO están demasiado instaurados. En ese sentido, Microsoft podría tener algún interés, e incluso querer incluir sus servicios en esa nueva oferta de sofware. Más allá de eso, Google es uno de los grandes rivales de Microsoft y las cosas distan de estar bien entre ambas compañías, particularmente dada la pasividad con la que Google trata Windows Phone.

Según Cyanogen, hay 50 millones de usuarios que utilizan su software, lo que supondría un 5% de los usuarios totales de Android, una cantidad nada desdeñable para edificar un futuro junto a una empresa con grandes intereses como Microsoft. Lo que está claro es que a Google comienzan a salirle muchos rivales, y tarde o temprano tendrá que tomar decisiones respecto a Android.