Desde sus inicios, Android ha estado abierto a cualquier tipo de modificación por parte de terceros. Una posibilidad que ha sido aprovechada enormemente por la comunidad de usuarios y, sobre todo, por los fabricantes que trabajan con la plataforma, **dando pie a las conocidas capas de personalización**, las cuales están presentes en la gran mayoría de smartphones con Android actuales.

Cada fabricante cuenta con una capa de personalización propia, la cual refleja la filosofía de cada uno de ellos (cómo debe ser la experiencia, el lenguaje de diseño que creen correcto, la paleta de colores más acertada… etc.). Y hoy, en Hipertextual, **queremos conocer cuál es vuestra favorita**, la que más se adapta a vuestros usos, la que más os agrada como usuarios… etc.

Entre las opciones principales encontramos: HTC Sense, Samsung TouchWiz, Sony Timescape, LG Optimus UI, Huawei Emotion UI, Oppo Color OS y Xiaomi MIUI (aunque estas dos últimas, en realidad, son *forks* y no capas de personalización como tal, pues los cambios respecto a la versión base de Android llegan a niveles aún más profundos). Asimismo, también puedes escoger la opción “Ninguna” si no soportas ninguna capa de personalización y buscas siempre la versión más pura de Android.

Como siempre, **os invitamos también a dar opiniones más detalladas en los comentarios** de este mismo post, contándonos por qué escogéis una u otra capa de personalización, puntos donde debería mejorar cada una de ellas… etc.

**Actualización:** La encuesta ha sido cerrada tras siete días de votación. Estos han sido los resultados:

Una vez más, repasamos los resultados de la encuesta de la semana pasada, en la cual os preguntamos por el [mayor *fail* tecnológico](http://hipertextual.com/2014/12/fails-tecnologicos-de-2014) de ya finalizado 2014. Para nuestros lectores, el mayor *fail* tecnológico de 2014 **ha resultado ser el *hackeo* a Sony** que hemos conocido durante las últimas semanas de año, seguido muy de cerca por el *hackeo* de cuentas de iCloud a las famosas de Hollywood y la actualización iOS 8.0.1 (que dejó a un gran número de iPhones sin conexión de red durante varias horas).