Apple realizará cambios profundos en el hardware de parte de sus futuros ordenadores Mac, según el reputado analista Ming Chi-Kuo de KGI Securities.

El reporte de KGI fue facilitado a Appleinsider. En el reporte Ming sugiere que la capacidad de computo y potencia de los chips ARM de Apple (la línea Apple AX(X) tendrá una potencia entre el Intel ATOM y el Intel Core i3 en uno o dos años. Con esta potencia, Apple podría producir y distribuir sus equipos Mac sin depender de los lanzamientos de Intel y sus frecuentes retrasos.

La idea y los rumores no son nuevos. Desde la primera mitad de 2014 se lleva sugiriendo. Y tienen lógica. Todo comenzó con el lanzamiento de su propio SoC en 2012, el A7 y su arquitectura Cyclone, el primer chip de fabricación en masa para dispositivos móviles. Ese chip tenía un rendimiento cercano a los procesadores de escritorio de hacía pocos años, muy lejos de los chips ARM vistos hasta ahora en los móviles de la competencia.

Apple-A8X-graphics

Apple continuó en 2013 no solo lanzando una nueva iteración de su línea de procesadores A-, el A8, sino que presentaron el A8X que hace funcionar al iPad Air 2. Este procesador de 3 núcleos y arquitectura ciclón mejorada, contiene mil millones de transistores más que el A8 que podemos encontrar en el iPhone 6. Tiene un rendimiento en multicore similar a los MacBook Air de hace muy pocos años.

  • Podéis leer más sobre el chip A8 y los refinamientos de arquitectura del Cyclon en el artículo que escribí antes de su salida.

Desde hace uno años Apple está realizando un trabajo espectacular en el hardware (en software hay división de opinión), alejándose cada vez más de la competencia. En su línea Mac tienen un problema, que dependen de Intel. Con estos avances, las predicciones de Ming-Chi Kuo no resultan para nada disparatadas.

Controlando la producción de sus SoC podrían renovar sus equipos cuando ellos decidiesen y distanciarse de la competenciaAunque el primer año crease cierta fricción, ya que los desarrolladores tendrían que compilar para arquitectura x64 y para arquitectura ARM, a largo plazo el cambio tendría mucho sentido para Apple.

Controlando la producción de sus SoC podrían renovar sus equipos cuando ellos decidiesen y distanciarse de la competencia. Ahora mismo los Macbook no ofrecen diferenciación de potencia o funcionalidad frente a la competencia, dependen de sus pantallas y resto de características.

Ya hay distribuciones Linux bajo arquitectura ARM, como Arch Linux ARM, por lo que la idea no sería nueva ni descabellada. Y podría convivir ambas arquitecturas en el mismo sistema operativo. Recordemos el cambio de IBM PowerPC a la línea de procesadores Intel. Un cambio que resultó muy beneficioso para los usuarios que tuvieron acceso a mejores procesadores y la posibilidad de ejecutar Windows en sus máquinas. El incremento de ventas que disfrutaron habla por sí solo.

Deberían convivir ambas arquitecturas ya que ARM está lejos de alcanzar el rendimiento de las CPU más potentes de Intel. Es decir, no habrá un Macbook Pro con arquitectura ARM en unos pocos años, pero sí que podría haber un Macbook Air ARM de potencia relativamente limitada.

Hoy en día es casi viable lanzar un Macbook en ARM, para 2016 no tengo ninguna duda en que será una posibilidad real.

Teniendo en cuenta el proceso de creación de 10nm (es lo que está reportado para Samsung y TSMC en los próximos años) y sirviéndose del tamaño extra que ofrece un Macbook, iMac o similar no es descabellado que veamos en el futuro SoCs ARM de gran cantidad de núcleos y capacidad de desempeño, junto a un consumo menor.