Apple ha cambiado la política de compra de la App Store para los usuarios de la UE. Era un secreto a voces y unas de las exigencia de la comisión en términos impositivos para los productos digitales: la aplicación del impuesto sobre el valor añadido de cada uno de los estados miembros de forma independiente en vez de aplicar un VAT común para toda la UE a la hora de realizar la compra de un producto digital, por lo que a partir del 1 de enero de 2015 cada tienda regional de Apple tendrá un precio distinto para adaptarse a las nuevas políticas de VAT.

Por ello, Apple ha empezado a enviar un mail a los desarrolladores registrados en el programa para avisarles de los cambios en el precio de de las apps, pero de momento no se han anunciado, al menos de forma pública, cambios en el tipo impositivo para el resto de productos online: música, series de TV, audiolibros o películas, pero se espera que también se sumen a este cambio en las apps.

Se aplicará el tipo impositivo en vigor en cada país de la UEDe momento, y durante las festividades no habrá cambios en el precio de las aplicaciones, pero a partir del 1 de enero esto será una realidad. Ahora bien, de cara a los desarrolladores no habrá cambios, puesto que estos establecen el precio independientemente del VAT, que se aplica al consumidor final de forma independiente al precio marcado por el desarrollador.

Lo cierto es la aplicación de este sistema es la forma más justa de vender productos digitales, puesto que si queremos desterrar el mito de físico sobre digital, habrá que aplicar el VAT correspondiente en función de tipo impositivo de cada país.