«Problemas de conexión» es como **Uber** está llamando la restricción impuesta esta mañana por el Juzgado de lo Mercantil Número 2 de Madrid la cual obligó a las operadoras españolas a bloquear el acceso tanto a la web como a la app de la compañía de manera inmediata.

Pocos minutos después se detectó que **el bloqueo era a nivel DNS** y que, simplemente cambiándolas, era posible volver a tener acceso tanto a la web como al servicio por medio de la app.

En **Uber** parecen haber entendido rápido el problema y han lanzado una ya actualización para **Android** donde aparentemente hacen que todo el acceso a todos los servicios se hagan saltándose cualquier consulta DNS, forzando a que la app haga consultas por medio de un DNS propio o tal vez por medio de un VPN interno de algún tipo. La app de iOS con la actualización estará disponible en unos días, según la propia empresa.

Este es un *round* más entre Uber y el gobierno español que intenta bloquear la operación de la compañía en el país. Tocará esperar las consecuencias de una vez más ignorar lo que la justicia ha dictaminado.