1. Era el año en el Tesla enseñaba al mundo su propuesta de coche eléctrico de altas prestaciones. Como no podía ser de otra forma, la llegada de Tesla al incipiente mercado de eléctricos tenía que ser por la puerta grande, pues en esas fechas muy pocos fabricantes apostaban por llevar al mercado un vehículo 100% eléctrico de altas prestaciones. De esta forma, Testa presentaba su Roadster, un cabrio 100% eléctrico con 393 km de autonomía que en 2008 llegaba al mercado con una aceptación bastante interesante por parte del público.

Poco duró el Tesla Roadster, puesto que en 2011 era retirado del mercado para dar paso al Tesla Model S, el que se convertiría, tras la retirada del mercado del Roadster en el vehículo 100% eléctrico con mayor autonomía del mercado, para enfado de muchos fans del modelo original. No obstante, ahora que el Model S ya está más que asentado en el mercado y su demanda no para de subir, parece que el fabricante tiene planes de desempolvar el Tesla Roadster y volver la llevarlo al mercado próximamente.

De hecho, ha sido el propio Elon Musk el que ha confirmado todos los detalles para el renacimiento del primer Tesla, y lo haría esta semana con motivo de la Navidad. Además, incluiría bastantes mejoras respecto al modelo original, como por ejemplo una batería mejorada que daría a la una gama cabrio de Tesla una autonomía de 400 millas con una sola carga. Eso haría que la capacidad del Tesla Roadster fuese aproximadamente 135 millas más que Model S.

Ahora falta saber cuándo llegarán las primeras unidades al mercado, y que tal le sentará esto a Tesla en los mercados, que desde la caída del petróleo, no para de caer en bolsa.