Pocas, muy pocas series me han impactado tanto como Sons of Anarchy. Comencé a verla cuando terminaba la segunda temporada luego de rechazar recomendaciones por imaginarme que sería "simplemente una serie de acción y motociclistas", al estilo de las películas de explosiones y disparos sin sentido que tan populares fueron en la década de 1980. Estaba muy equivocado.

Sons of Anarchy es un drama criminal, que como bien sabemos los que disfrutamos del género, más que disparos y sangre (que indudablemente, igual hay) se basa en una historia profunda, de peso, que nos narra la vida malvada, en algunos casos, y complicada, en muchos otros, de criminales y bandas. En el caso de Sons of Anarchy, no es diferente.

SAMCRO es mucho más que una banda de motociclistas, es una hermandadCreada por Kurt Sutter, la serie nos narra la vida de Jax Teller, miembro de una banda conocida como SAMCRO (Sons of Anarchy Motorcycle Club, Redwood Original) que se dedica al tráfico de armas en un pequeño pueblo llamado Charming, en California. La vida de Jax cambia por completo cuando se hace padre y encuentra, casualmente, o por cosa del destino según dirán algunos, un manuscrito de su padre, fundador de SAMCRO, quien quiso en sus últimos días de vida sacar al club de los crímenes, hacerlo legal. Ya no podía con tantos problemas y muertes.

Porque la vida del criminal es dura, aunque se lo busca. Pero SAMCRO, es más que una banda de criminales, es una hermandad. Sus integrantes se aman, y se apoyan en todo, apoyan a sus familias, sus decisiones y creen casi ciegamente en su presidente. Jax, vicepresidente del club en el inicio de la serie, verá cómo cambia su vida cuando él quiere ahora seguir los pasos de su padre. O bueno, intentarlo.

Un club de motos, inspirado en Shakespeare

Kurt Sutter siempre lo dijo: Sons of Anarchy está inspirado en Shakespeare, sobre todo, en Hamlet, por lo que tenemos entendido que será una historia llena de tragedia, y no ha defraudado durante sus siete temporadas en mantener su esencia, su inspiración.

samcro

Los sentimientos de Jax fueron los que dirigieron y cambiaron la historia de SAMCROLa forma en la que Sutter narra la historia es genial. El "príncipe" lo es todo; Jax, protagonista de la serie, es quien va narrando partes de la historia, mediante reflexiones y apuntes en su diario, a medida que trata de hacer lo que en un principio era mejor para SAMCRO, pero en muchas ocasiones fue solamente mejor para él.

Podríamos decir que los grandes eventos que cambiaron la historia de Jax, y la historia de SAMCRO, se basan en tres enormes sentimientos: ser padre, encontrar el verdadero amor, la muerte de un hermano, la muerte de un ser amado. Felicidad y tragedia, y manejar un negocio criminal en base a tus sentimientos puede traer terribles consecuencias.

De nuevo, la serie está inspirada en una tragedia mítica de la literatura, y en Sons of Anarchy sobran los momentos impactantes, los momentos fuertes, los momentos que dejan tu quijada abierta y que te hacen reír, o llorar y gritar. Es una serie maravillosa que se transforma en una montaña rusa de emociones para el que la ve, y llena de personajes memorables.

Eterno SAMCRO

El martes, 9 de diciembre de 2014, fue transmitido el último episodio de Sons of Anarchy, que durante sus siete temporadas nos hizo acompañar a SAMCRO enfrentarse a infinidad de problemas, desde la cacería de entes federales y legales, hasta enemistad contra grupos neo-nazis, carteles mexicanos, irlandeses revolucionarios y poderosos criminales de cuello blanco, con muchos políticos en el bolsillo.

soa

Y en el camino, durante este brillante y trágico viaje de Jax y SAMCRO, pudimos conocer infinidad de personajes, muchos de ellos inolvidables. La maravillosa e inteligente Gemma que todo, absolutamente todo, lo hizo por su familia, lo que creía que era mejor para ella. El noble Opie que amó tanto a su mejor amigo que hizo todo por él, lo ponía siempre primero a él. La bella y noble Tara. Los sabios Chibs y Bobby, fuentes de conocimiento y buenos consejos para el club, y lealtad eterna hacia Jackie Boy.

El cuestionable Clay, de los miembros originales del club, un presidente duro y temerario. El peculiar Tiggy, excéntrico, raro pero genial y carismático. Juice, ay Juice, tu sí que aguantaste. Nero y Unser, uno un nuevo hermano fiel incluso estando fuera de SAMCRO, y el otro un viejo amigo que siempre apoyó al club, aunque fuera por amarla a ella. Pope, Venus, Happy, Jimmy O y tantos otros entre "buenos" y "malos" en la serie, aunque realmente, nadie allí era bueno.

sons-of-anarchy 2

Sons of Anarchy pone muy en alto el listón entre las series de drama criminal, y por ello se ha ubicado inmediatamente entre las mejores series de televisión que he visto en mi vida. Nos cuenta cómo un padre hace todo por el bienestar de su familia, hasta lo indebido, cómo una madre hace todo por mantener a su familia unida, cómo es una verdadera hermandad, cómo es la verdadera lealtad, y sobre todo, cómo el crimen nunca paga.

Todo esto mientras viajan, en esta historia que duró siete años, sobre preciosas motocicletas Harley-Davidson, vestidos con chaquetas de cuero y gafas de sol, barbas y cabellos desaliñados, en medio de violencia ilimitada, lágrimas, sexo, momentos trágicos, desesperación, más violencia, armas, crímenes, cosas malas sucediendo todo el tiempo, capítulos inolvidables (como el horrible S05E01, o el trágico S05E03, y ni hablar del S06E13 que me secó por dentro).

Durante todo el viaje Jax tratará sin detenerse balancear su vida, darle un sentido más allá del crimen, junto a sus hermanos de siempre. El viaje será muy difícil, casi imposible, y el final de la serie, brillante. Algunos dirán que ver esta serie es de masoquistas y quizás tengan razón, pero es de lo mejor que ha visto la televisión en la última década, y la extrañaremos.

👇 Más en Hipertextual