Elon Musk, CEO de Tesla, ha anunciado que el Roadster, uno de sus modelos insignia, vendrá provisto de una nueva batería de mayor autonomía, pasando de las 244 millas a las 400 (unos 650 km). Es un incremento muy grande, y superará al resto de la gama Tesla, incluido el Model S (su flagship). El nuevo Roadster 3.0 además de incorporar una mayor autonomía, tendrá mejoras aerodinámicas importantes y un coeficiente de rozamiento en el sistema de rodaje reducido.

Las claves del Roadster 3.0

1 - Batería: la batería del Roadster original fue la primera batería de iones de litio empleada en la producción de un vehículo en el mercado. Fue una revolución en 2008, pero la tecnología de celdas empleada en estas baterías ha mejorado sustancialmente en estos últimos años. Tesla anuncia el empleo de nuevas celdas que pueden almacenar un 31% más de carga. Usando estas nuevas celdas en las baterías han podido almacenar 70Kwh en el mismo tamaño que la batería del modelo anterior.

2 - Mejora aerodinámica: el Roadster original tenía un coeficiente aerodinámico (Cx ) de 0,36. Gracias a métodos computacionales modernos, los ingenieros de Tesla esperan proveer al Roadster 3.0 de una mejora en la reducción del indice de un 15%, logrando un Cx de un 0,31 gracias al kit aerodinámico retrofit.

3 - Menor resistencia al rodaje: los neumáticos originales tenían coeficiente de resistencia a la rodadura (CRR) de 11,0 kg / tonelada. Los nuevos neumáticos del Roadster 3.0 tienen un Crr de aproximadamente 8,9 kg / tonelada, implicando un 20%, aproximado, de mejora. Tesla asegura estar mejorando además el sistema de rodamiento y arrastre del freno, lo cual reduciría aún más la resistencia al rodaje del vehículo.

Antes de felicitarnos las fiestas en su comunicado oficial (en la que puedes encontrar toda la información), aseguran que con todas estas mejoras lograrán un 40-50% de mejora de autonomía entre el Roadster original y el Roadster 3.0. Con la velocidad óptima y una forma de conducir adecuada, pueden asegurar que el Roadster alcanzará una autonomía superior a los 650 kilómetros. Están tan seguros de ello que realizarán un viaje sin paradas desde San Francisco a Los Angeles a principios de 2015. Sería una distancia parecida a la que hay entre Madrid y Barcelona.