2014 está tocando a su fin, y como suele ser habitual en los últimos años, ha estado cargado de grandes producciones que han convertido a la pantalla pequeña en grande. En Hipertextual hemos elegido lo mejor de 2014, y en el caso de la televisión, las que creemos son las mejores series de televisión de este 2014, y entre ellas, tanto las que se han estrenado este año, las que han finalizado y las aún siguen en emisión pero que nos siguen cautivando episodio a episodio.

Lo cierto es que las compañías de televisión están alcanzando un nivel nunca visto, destacando sobre todo la HBO, pues tres de las series que conforman nuestra selección son de esta cadena. Desde series para su emisión solo en internet como House of Cards o Orange is the New Black, hasta producciones más pequeñas como Fargo (que hace poco renovaba para otra temporada), pasando por las fijas en este tipo de listas como Game of Thrones o The Walking Dead, la televisión nunca había tenido tan buena salud.

House of Cards

house of cards 2

Como viene siendo habitual en nuestras selecciones de series, Frank Underwood ya es fijo, y después del despegue de la segunda temporada, House of Card se postula, sin duda, como una de las mejores series de televisión que han llegado a nuestras pantallas. La primera producción de Netflix que este año estrenaba su segunda temporada -con una tercera temporada para febrero de 2015- es sin duda lo mejor que le ha pasado a la pantalla pequeña. Un drama político en el que se ven los entresijos de la política norteamericana.

House of Cards es una serie en la que se muestra la dureza y crudeza de la política que hasta ahora el cine y la televisión se habían empeñando en edulcorar. Frank Underwood, tan crudo, muestra su cara menos amable hablándole directamente al espectador, y mostrándole, como si de un menú de restaurante se tratase, los entresijos y el juego de ajedrez de la casa blanca y de la política norteamericana. Imperdible.

True Detective

true detective

Para mí, la serie revelación del año. Una producción de la HBO que encaja más en miniserie que en producción completa, pues no olvidemos que cada temporada es independiente, tanto en reparto como en trama. En True Detective se nos pone a los pies de dos policías estatales que tendrán que resolver un crimen de tintes religiosos, mostrándose los acontecimientos a través de varias líneas de tiempo en el seno de un investigación policial.

Los diálogos, cargados de existencialismo y connotaciones religiosas y la increíble interpretación de Matthew McConaughey y Woody Harrelson ponen el toque a una de las mejores producciones que han llegado al cable norteamericano.

Game of Thrones

La tercera temporada de Game of Thrones bate todos los récords en BitTorrent

Poco se puede decir de una serie que en cuatro temporadas ya se ha convertido en una referencia constante en la cultura popular. Esta producción, también de la mano de la HBO, es la adaptación de las novelas del escritor George R. R. Martin que han llevado el género épico al máximo nivel, con unos decorados y unos personajes que hacen sonrojar a la mayoría de grandes películas.

Vale que mucho de esto se lo tenemos que agradecer al autor original de la obras literarias, pero lo cierto es que ha hecho la HBO con Game of Thrones es demostrar que se puede llevar un libro a la pequeña pantalla por todo lo grande, o al menos, por todo lo grande que puede ser la TV.

The Leftovers

The Leftovers

De todas, The Leftovers es la que nos propone algo totalmente diferente, y sin duda, es una de las series del año, e incluso me atrevería a decir que es LA SERIE, con mayúsculas. Una producción, también de la HBO, que llega de la cabeza del tan odiado Damon Lindelof para contarnos una historia que no tiene historia, que no soluciona nada y fuerza constantemente al espectador a hacerse preguntas que sabe de antemano que no tienen respuestas. Lindelof dejó bastante claro que no repetiría los errores de Lost y que en este caso no respondería a la mayoría de preguntas que plantea la serie, y lo cierto es que esta es su verdadera magia.

Una serie que destaca sobre el resto por el su polémico planteamiento en el que en algún momento desaparece cerca del 1% de la población y el resto tiene que vivir preguntándose qué ha pasado y qué ha sido de sus seres queridos. Bajo este sustrato, historias, mentiras, y una extraña secta de fumadores que no hablan para sacarte de quicio a cada momento. Si no has visto The Leftovers deberías estar haciéndolo ahora mismo.

Orange is the New Black

orange-is-the-new-black

La comedia revelación de los últimos dos años tampoco podía faltar en nuestra lista de series de televisión. Producida por Netflix, se basa en el libro autobiográfico de Piper Kerman Orange is the New Black: Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres, y cuenta, como no podía ser de otra forma, la vida de Piper Chapman en un cárcel por un delito menor cometido en su pasado.

Todo lo que vemos siempre desde el punto de vista humorístico y satírico, aunque partiendo de un humor que tira más hacia el negro que a la comedia televisiva típica. Una comedia para adultos que con solo su emisión por internet ha dejado bien claro que se pueden hacer bien las cosas alejándose de las historias típicas del humor basadas en un piso en New York.

Sons of Anarchy

sons-of-anarchy

Una de las mejores series de todos los tiempos que ha terminado hace pocos días. Cuenta la historia de Jax Teller que ha conseguido, de la mano de Kurt Sutter, llevar violencia, épica, y traición a la televisión y a unos niveles que no habíamos visto en la pequeña pantalla desde The Sopranos o Breaking Bad. Un club de moteros que trafican con armas en un pequeño pueblo ficticio de California y que nos han tenido comiéndonos las uñas a lo largo de 7 temporadas para dejar claro que las cableras pequeñas también pueden contar grandes historias. Echaremos de menos a Jax Teller, Clay, Tig, Bobby, Juice, Gemma, Tara, Chibs, Opie y compañía, pues ya son eternos en nuestras pantallas.

Homeland

Homeland

Qué decir de Homeland, que tras dos primeras temporadas frenéticas y una tercera más suave, ha llegado a su cuarta temporada con nivel de acción y drama pocas veces visto en televisión. Las vivencias de una analista de la CIA con problemas mentales en medio de la guerra contra el terrorismo.

Una serie que ha roto su planteamiento inicial con una historia independiente a la de las primeras temporadas pero cargada de acción, suspense y escenas que te dejan queriendo ver más. No podía faltar en nuestra lista de las mejores series una temporada que terminaba hoy, y que de nuevo arrastra unas cuantas nominaciones a los Globos de Oro.

Fargo

Fargo

Las pequeñas siguen sorprendiendo por su nivel y por su calidad, y sin duda Fargo es (otro) exponente de ello. La mejor forma para definir a Fargo es como un homenaje a la película del mismo nombre de los hermanos Coen. A pesar de que no es una copia de la cinta de los Coen, tiene elementos similares, como su humor negro. Cuenta la historia de un delincuente llamado Lorne Malvo que llega a un pueblecito de Minnesota, donde de pronto la violencia y los crímenes se convertirán en norma. Una producción de gran calidad que mezcla a partes iguales violencia, humor negro y paisajes nevados.

The Walking Dead

the-walking-dead

Tras una serie de altibajos en lo que a los plots de sus temporadas se refiere, The Walking Dead ha llegado a un gran nivel para su quinta temporada, que se ha estrenado y este año y que finalizará el que viene. Ahora, con mucha más acción y con mayor profundidad en sus personajes, la historia de los zombies y los superviviente, que ha dado el salto del cómic a la pantalla, se ha ganado el pulso a ser una de las mejores series del año, y tiene un spin-off en camino.

Bonus

Aunque las anteriores han sido las más votadas por los editores de Hipertextual, también creemos que deben tener una mención especial:

  • The Good Wife
  • Broadchurch
  • Silicon Valley
  • Halt and Catch Fire
  • The Newsroom

¿Cuáles son tus favoritas?