La astronomía tiene un reto que superar cada vez que estudia galaxias o estrellas, y es la materia oscura. Con cada estudio, los científicos parten con una base de conocimientos sobre los elementos que están viendo. Es la materia visible. No obstante, hace falta tener en cuenta que hay elementos que no se pueden ver pero están ahí. Las fuerzas gravitacionales y la rotación de los objetos debe responder a algo más, algo que se le escapa a la ciencia, de momento. Eso es la materia oscura, que se calcula que constituye al menos el 80 % del universo.

La materia oscura ocupa al menos el 80 % del universo, y ahora conocemos un poco más sobre ella tras este descubrimiento.Ahora, científicos de la Universidad de Leiden (Países Bajos), concretamente de su Laboratorio de Física de Partículas y Cosmología, han encontrado una anomalía en sus estudios con el telescopio XMM-Newton de la ESA (Agencia Espacial Europea) que es muy posible que sea parte de esa materia oscura desconocida hasta la fecha.

Analizando los rayos X que emiten la galaxia Andrómeda y el cúmulo de galaxias Perseo, detectaron una emisión de fotón no conocida hasta ahora, que se corresponde exactamente con lo que esperaban de la materia oscura, una señal intensa en la parte central de los objetos y más débil en sus bordes.

Tras enterarse de este descubrimiento, quisieron replicar la observación en la Vía Láctea, y obtuvieron el mismo resultado. El estudio fue publicado en Arxiv.org y según Oleg Ruchayskiy, uno de los científicos que han dirigido este estudio, "podría abrir una nueva etapa en la astronomía".

Este hallazgo tiene su origen en algo poco habitual en el universo: un neutrino estéril, que es un fotón originado por la destrucción de una partícula hipotética, que no interacciona mediante ninguna interacción fundamental del Modelo Estándar exceptuando la gravedad. El Modelo Estándar es una teoría de los años 70 que describe las relaciones entre interacciones básicas conocidas y partículas elementales que componen la materia. Hace casi dos años, en abril de 2013, ya se hicieron algunos descubrimientos sobre la materia oscura, aunque de menor envergadura que este.