Luna es un dispositivo para el cuidado facial que aprovecha algunas de las técnicas más innovadoras para el tratamiento y limpieza de la piel. La silicona y los impulsos de su tecnología T-Sonic™, permiten disminuir las arrugas y atenuar las líneas de expresión. Luna es en un instrumento sencillo, elegante y cómodo que permite obtener resultados con solo dos minutos de aplicación por la mañana y otros dos durante la noche.Lo mejor de Luna es su efectividad y sencillez, sin duda. Estamos ante un dispositivo de cuidado facial capaz de obtener grandes resultados fácilmente. Además es muy cómodo tanto en su mantenimiento como en su transporte. La tecnología en la que se basa Luna permite tener dos tratamientos en uno solo, incluyendo al modo de limpieza facial, uno antiedad único en el mercado para este tipo de dispositivos. Las pulsaciones transdérmicas de baja intensidad actúan con mucha potencia pero con gentileza en la piel. Además tiene una gran autonomía, belleza y ocupa mucho menos que otros dispositivos para el tratamiento de la piel.

En un primer momento puede causar impresión ver de lo que es capaz un objeto tan pequeño y aparentemente sencillo. Los resultados en la piel se aprecian desde el principio y cualquiera es capaz de utilizarlo dedicando apenas unos minutos de su tiempo. Además, tenemos a nuestra disposición un modelo particular casi para cada tipo de piel, adaptando el tratamiento a nuestras necesidades.

Así funciona Luna de Foreo

Luna posee dos lados, uno con filamentos de silicona para la limpieza facial y otro con una superficie ondulada que aprovecha unas pulsaciones para realizar el tratamiento anti-edad. Con este dispositivo de limpieza facial de silicona podremos eliminar impurezas, exceso de grasa y restos de maquillaje suavemente. Sólo debemos usar los filamentos aplicando nuestra crema limpiadora o producto favorito de limpieza facial. Gracias a las pulsaciones aprovecharemos al máximo su capacidad detoxificante de la piel.

Una vez terminada la limpieza, la silicona se limpia fácilmente. Ésta resulta más higiénica que otro tipo de materiales debido a que no presenta porosidad alguna. Así podemos lavar fácilmente el dispositivo después de haberlo utilizado con un poco de agua y jabón, y no requiere de ningún tipo de recambio.

La parte posterior del dispositivo es la dedicada a reducir arrugas y otros aspectos propios de la edad. Tras utilizar el dispositivo de limpieza facial, y gracias de nuevo a la tecnología T-Sonic™ de Foreo, podremos aplicar pulsaciones de baja intensidad. Éstas relajan los músculos para conseguir una piel más luminosa y firme. Pero al mismo tiempo eliminan las células muertas de la piel y otros aspectos que resaltan las líneas de expresión.

De esta manera, conseguimos un aspecto más juvenil y radiante gracias a la doble acción de Luna. Estos dos tratamientos en un dispositivo son únicos y sólo posibles gracias a su tecnología innovadora. Las pulsaciones de Luna se aplican a través de la superficie de la piel, de forma suave, por lo que son completamente inocuas.

Dos tratamientos en uno

Como decíamos, gracias a Luna tenemos dos tratamientos en uno cuya aplicación no dura más de dos minutos, y además es controlada por el mismo dispositivo; algo único en el mercado y que concentra en un solo aparato todo lo que necesitamos para presentar una piel perfecta. Luna, además, resulta muy agradable y firme al tacto, sin complicaciones. Con apenas tres botones podremos controlar tanto el tratamiento como su intensidad.

Luna indica mediante pausas en sus pulsaciones cuándo han acabado las fases de limpieza y anti-edad, de manera que es el propio aparato quien nos indica cómo debemos realizar los tratamientos. Luna permite mejorar la acción de otros productos de belleza, aumentando la absorción de la piel y saneando las zonas más castigadas. Y todo sin tener ningún tipo de conocimiento sobre estética o maximizando nuestros propios trucos.

El dispositivo puede ser lavado bajo el grifo ya que una de sus mejores cualidades es que es completamente sumergible hasta un metro bajo el agua. Además es resistente a productos como el jabón, las lociones o los perfumes por lo que no tenemos que preocuparnos en caso de que nuestra bolsa de aseo sufra un pequeño accidente. Tiene una batería recargable con conectores tanto USB como a la red eléctrica y una vez cargado aguanta hasta 450 usos. Con semejante autonomía y tamaño podemos llevárnoslo a todas partes sin problema y con comodidad.

Además, Luna está disponible en varios modelos distintos, para pieles normales, sensibles, ultra-sensibles y en una edición especial masculina. Es un dispositivo ligero y suave, fácil de transportar y con todo lo que necesita para su mantenimiento, que es muy sencillo. Luna es sin duda un elemento diferente, muy práctico e innovador pensado para el cuidado de la piel allá donde vayamos, y que saca lo mejor de ella invirtiendo apenas unos minutos.

Conclusión

Luna de Foreo es un dispositivo elegante, cómodo y autónomo que cuenta con propiedades únicas para el cuidado facial. El aprovechamiento de la silicona y los impulsos de su tecnología T-Sonic™ permiten conseguir una gran efectividad si prestarle apenas atención. Sus diversos modelos para diferentes pieles y necesidades es especialmente interesante ya que cada cual puede encontrar el modelo perfecto para su cuidado particular. En definitiva, una opción altamente recomendable para todo aquél que quiera mantener su piel al día.