ISSA es el cepillo de dientes Foreo que combina la tecnología más innovadora con la silicona más suave para obtener unos resultados sorprendentes. Su funcionamiento asombra desde un primer momento gracias a su forma de actuar. La sencillez equipara con creces su eficiencia y limpieza en un dispositivo cómodo, elegante y muy efectivo.
ISSA usa la patentada tecnología T-Sonic de Foreo para producir impulsos transdérmicos de baja intensidad, lo que permite que el cepillo ataque directamente a las manchas, restos de comida o sarro de manera gentil para no herir la encía. Así, no hace falta ejercer demasiada fuerza, ya que los filamentos de silicona realizan el trabajo. Además, el propio ISSA nos indica cuándo hemos de cambiar de cuadrante para que en dos minutos tengamos la limpieza lista.

Precisamente, gracias a su combinación de comodidad, efectividad y sencillez ISSA se convierte en un sustituto perfecto de los cepillos convencionales, tanto eléctricos como manuales. Su durabilidad e higiene son sorprendentes gracias a sus propiedades. Y el cuidado de nuestros dientes y encías queda patente desde el momento en el que lo probamos.

Otro aspecto fundamental de ISSA es su autonomía, lo que lo hace ideal para transportarlo. Al contrario que otros cepillos eléctricos, ISSA no tiene base de carga. Lo único que necesitamos para llevarlo a todas partes es su estilizado estuche, que ocupa el mínimo espacio. Se carga mediante un sencillo cable USB por lo que también nos despreocupamos de tener que llevarnos un aparatoso cargador.
Un dispositivo cómodo y elegante que ofrece una limpieza eficaz

Así funciona ISSA de Foreo

Uno de los puntos fuertes de ISSA es precisamente su sencillez. Para comenzar, sólo necesitamos la pasta de dientes como si de un cepillo tradicional se tratase. Después, comenzaremos encendiendo ISSA y limpiando uno de los cuatro cuadrantes de nuestra boca. Las pulsaciones emitirán una pausa cada 30 segundos para indicarnos que debemos cambiar de cuadrante. Así, en sólo dos minutos, ISSA habrá eliminado los restos de suciedad de los dientes.

Para ello, ISSA dispone de unos filamentos de silicona que emplean la potencia de los impulsos T-Sonic para eliminar las manchas y restos de comida, de manera que no hace falta presionar sobre el diente ni la encía para obtener resultados. Después de la limpieza, ISSA se lava con un poco de agua y listo.

En caso de que lo necesitemos, el cabezal de ISSA se desprende fácilmente, para un lavado más cómodo o cuando llegue el momento de su recambio, aconsejado tras un año de uso. Sin embargo su silicona no porosa nos garantiza la máxima higiene, al contrario que otros cepillos convencionales donde se acumula una gran carga bacteriana.

Fácil, cómodo y duradero

Como decíamos, el uso de ISSA está avalado hasta para un año debido a que su silicona no porosa, no acumula suciedad. Por tanto resulta mucho más higiénico que otros cepillos. Su mantenimiento es sencillo ya que llegado el momento, una vez al año, cambiaremos su cabezal por uno nuevo, y podremos conservar el dispositivo por un largo periodo de tiempo. Además de su fácil empleo, ISSA es un cepillo verdaderamente cómodo, estilizado y sorprendentemente potente para la suavidad de sus filamentos.

Esto permite una máxima limpieza sin sufrir por encías sensibles. ISSA es especialmente útil para aquellos que sufren con sus dientes ya que los cepillos comunes de cerdas suaves no les proporcionan los resultados adecuados. Con ISSA esto no es problema ya que las pulsaciones se encargan de realizar una limpieza en profundidad a pesar de lo suave que resulta.

El cabezal flexible permite llegar a todas partes y dispone también de una doble superficie para limpiar la lengua. Además, ISSA es resistente al agua y se carga en apenas una hora, y cuenta con 365 usos por carga total. Esto quiere decir que podremos usarlo unos 120 días con una sola carga. Su sencillo estuche permite transportar tanto el cepillo como su cable con conexión USB, para poderlo llevar a cualquier parte.

Para los más pequeños de la casa tenemos ISSA mini, un modelo más compacto, adaptado a las proporciones de un niño y cuyos principios son exactamente los mismos. Eso sí, con colores más vistosos y la carita feliz que indica el éxito de la rutina de limpieza, especialmente diseñada para los pequeños. Para que sea más sencillo para los niños, ISSA mini cuenta con un solo botón de encendido y una única potencia. A diferencia de ISSA que consta de tres sencillos botones para controlar tanto el lavado como su intensidad en un proceso muy simple y cómodo.

Conclusión

ISSA, como decíamos, sorprende por su suavidad y sencillez. Firme al tacto pero agradable en el lavado, fácil de limpiar y de transportar. Los resultados obtenidos son muy buenos y resulta verdaderamente cómodo. Además no hay que cambiar su cabezal en al menos un año y su autonomía le permite actuar durante 120 días sin problema. En definitiva, una opción diferente para el cuidado dental muy recomendada para los que sufren de encías sensibles, y un gran sustituto de los cepillos manuales y eléctricos convencionales, gracias a esta nueva efectividad e higiene.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.